Adriana González

 

Formación

Estudios musicales con las maestras Bárbara Bickford y María Isabel Ciudad-Real. Profesorado y Baccalaureatus in Artibus en Música en la Universidad del Valle de Guatemala.

 

Actividad profesional actual

Cantante de ópera en distintas obras de Europa.

 

Premios

Primer lugar en la Competencia Otto Edelmann en Viena (2016). Primer lugar en la Competencia Otto Edelmann en Viena (2016). Tercer lugar en la competencia de canto internacional Veronica Dunne en Irlanda (2016). Segundo lugar en la competencia de canto internacional Francisco Viñas en Barcelona, España, donde también fue ganadora del premio del público (2017).

La música en sus venas

Su pasión por la música la llevó a estudiar lo que soñaba, y su esfuerzo y dedicación la llevaron a cumplir esos sueños. Hoy, Adriana González es una exitosa cantante de ópera, ganadora de muchos reconocimientos a escala nacional e internacional, que la han posicionado en los mejores escenarios de Europa.

La historia de Adriana comienza desde muy pequeña al formar un grupo de rock con sus amigos del colegio. Luego decide exigirse más y se adentra en el campo del canto lírico, una de las mejores decisiones de su vida.

Conforme crece, decide estudiar el Profesorado y Baccalaureatus in Artibus en Música de la Universidad del Valle de Guatemala. Allí aprende sobre lectura musical, armonía, orquestación, trabajo de ensamble, entre varias clases que la forman como artista y la apoyan para un futuro prometedor.

Mientras se estudia en UVG, conoce a un amigo que le recomienda ir al coro mundial de jóvenes. Participa y conoce al director de la orquesta que luego le brinda la oportunidad de ir a París para cantar en una obra. Al demostrar su talento, Adriana comienza a ser reconocida en prestigiosos escenarios.

Después de su presentación, Adriana se presentó en óperas de muchos países, entre ellas: la Ópera de Zürich, en Suiza, la Ópera Burg Gars en Austria, y la Ópera de París.

Adriana es consciente que todo el esfuerzo no es solamente de ella, sino también de su familia, maestros y amigos. Eso la motiva a seguir adelante sin olvidar de dónde viene y lo difícil que ha sido el camino.

Algunos de los pasatiempos de esta talentosa música son cocinar y educarse viendo documentales de historia. Ahora que se encuentra viviendo en París, opta por hacer reuniones con compatriotas para convivir y cocinar algunos platillos guatemaltecos, como los famosos rellenitos.

La motivación de Adriana para seguir adelante gira en torno al agradecimiento por su trabajo, que la hace enormemente feliz. Para ella, no existe otro sentimiento parecido a estar en el escenario y cantar en coordinación de una orquesta y otros cantantes.

La constancia y el amor por lo que hace han hecho que todo el esfuerzo de esta música tenga su recompensa, lo que la impulsa a seguir cantando con mucha más fuerza. Por eso, no hay mejor adjetivo para describir a Adriana que una mujer apasionada por la vida.

CONOCE MÁS DE NUESTROS EGRESADOS

Egresados General

Te recomendamos visitar:

Modelo UVG
Impacto