Universidad del Valle de Guatemala
18 avenida 11-95 zona 15
Vista Hermosa III
Guatemala, Guatemala. 01015

PBX: (502) 2364-0336 al 40

Consulte los números directos »

Correo electrónico: info@uvg.edu.gt

¿Sugerencias?






Columna de opinión publicada en ElPeriódico


“Crash Course”

Desatando enfoques creativos.

¿No se ha sentido usted algunas veces como que da vueltas y más vueltas alrededor de un asunto y no termina de entender qué sucede? ¿Ha ensayado usted diversos caminos, pero sigue estancado? ¿Se ha tropezado una y otra vez con la misma piedra? La Universidad de Stanford realizó un interesante ejercicio sobre innovación y creatividad el semestre pasado, y lanzó lo que ellos llaman un crash course, un curso rápido en línea, con una modalidad abierta y flexible. Su propósito era explorar diversos factores que estimulan e inhiben la creatividad en individuos, equipos y organizaciones. Abrieron la inscripción a cualquier persona del mundo, sin ningún prerrequisito, logrando convocar a cerca de 40 mil estudiantes de todas las edades y orígenes, de los cuales 5 mil completaron el ejercicio. 

 

Con un enfoque práctico, el curso se enfocó en cómo definir y redefinir un problema, la identificación de asunciones clave, cómo conectar y combinar ideas y estrategias eficaces para el trabajo en equipo. Introdujo a los miembros a un conjunto de herramientas para la generación nuevas ideas, trayendo a discusión elementos tales como formas para promover la dinámica de grupos, comunicación creativa y culturas que soportan la solución de problemas. Cada semana, los participantes fueron expuestos a retos específicos, desde cómo concebir el pan desde otros puntos de vista hasta cómo combatir la falta de sueño, los cuales debían abordar individual y/o colectivamente. Según Tina Seelig, profesora del curso y miembro del programa de ciencias de la administración e ingeniería de la prestigiosa casa de estudios, ella misma se sorprendió del abundante e ingenioso aporte que brindaron estudiantes de todo el orbe. Mediante una plataforma tecnológica adecuada lograron armar un amplio abanico de soluciones creativas a los problemas. 

 

La clase de Seelig, según algunos de sus colegas, fue un claro ejemplo del tipo de metodología que deseamos impulsar, centrada en los alumnos, donde no se espera que los maestros sepan las respuestas a todo, ni que las den, sino que sean los propios involucrados quienes generen sus estrategias y construyan sus aprendizajes. Una de las principales bondades de un curso como este es que se abre a estudiantes de nuestros países. Nos recuerda que existen valiosos recursos que, si son conocidos y aprovechados, complementan lo que hacemos en nuestras instituciones educativas y pueden fortalecerlo. Debemos estar atentos a estas oportunidades.

 

Roberto Moreno Godoy