Centro de publicaciones

pic
pic
pic

Publicación semanal El Periódico

Publicaciones anteriores

 

Día Mundial por la Ciencia


Por Roberto Moreno Godoy

¿Qué tan importante es para nosotros?

Enfrentamos múltiples desafíos económicos, sociales y ambientales. La ciencia juega un papel preponderante para hacerles frente, para la construcción de la paz y en la promoción de un desarrollo sostenible. Constituye una herramienta fundamental para entender cómo funcionan las cosas y nos ayuda a explicar el mundo que nos rodea. Además, si se manejan bien las dimensiones éticas que ésta conlleva, ayuda a transferir los conocimientos para el beneficio de las sociedades. Los resultados de la investigación nos permiten comprender sobre nosotros mismos y las interrelaciones entre los hombres y su entorno. Temas como el bienestar de la población, la fragilidad del planeta, la tecnología en la era moderna, las dinámicas sociales y el uso y aprovechamiento de los recursos son parte medular de la agenda científica. Por ello, es fundamental darle la relevancia que le corresponde. Como señala la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, UNESCO, invertir en ciencia, tecnología e innovación es crítico para el desarrollo económico y el progreso social. Los aportes científicos ayudan a tomar decisiones mejor informadas.

Muchos países cuentan ya con políticas científicas nacionales. Su implementación incluye la creación de estructuras administrativas, fondos de investigación y estrategias para favorecer la colaboración entre diversos actores. Guatemala instituyó el Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología a principios de la década de los noventas, el cual abarca el Consejo y la Secretaría Nacional, así como comisiones técnicas sectoriales e intersectoriales. Sin embargo, pese a este esfuerzo entre la academia, el sector privado organizado y los miembros gubernamentales, su prioridad sigue siendo muy limitada. De hecho, apenas asignamos un 0.04% del PIB a ciencia, cerca de una décima parte de lo que invierten Argentina, Costa Rica, Chile, Cuba, México o Uruguay. Ello denota que nuestras políticas de Estado no dan importancia al tema. Esta situación nos coloca a la zaga de la región, nos atará de manos para encarar los retos futuros y limitará nuestra capacidad para impulsar las rutas de desarrollo que nos tracemos. Muchos ciudadanos no perciben la seriedad del asunto.

Mañana por la tarde se realizará “La Marcha por la Ciencia”. La Plaza de la Constitución será punto de encuentro para aquellos guatemaltecos que acuerpan la idea. Esta actividad se llevará a cabo por segunda vez en varios países del mundo para reivindicar la importancia de la ciencia y replantear su relación con la sociedad y la política. El año anterior se realizaron más de 500 marchas en distintas ciudades. El movimiento aspira a propiciar una apuesta decidida por la investigación, que se traduzca en un mayor respaldo ciudadano y del gobierno, amplíe los recursos asignados a este campo, favorezca la incorporación de jóvenes talentosos a las ciencias, permita responder a las necesidades sociales y brinde mejores condiciones para los investigadores. La alfabetización científica, la pasión por la curiosidad y la celebración de la ciencia y del método científico se perfilan como ejes de esta convocatoria. La "Marcha por la Ciencia" merece atención. #juntos por la ciencia