Centro de publicaciones

pic
pic
pic

Publicación semanal El Periódico

Publicaciones anteriores

 

Brechas de Talento


Por Roberto Moreno Godoy



FUNDESA promueve relación universidad-empresa.

¿Qué tan bien preparados están los guatemaltecos para enfrentar los desafíos económicos actuales y venideros? ¿Cuáles serán las ocupaciones del mañana? ¿Qué se necesita para empujar una visión de país? El futuro descansa en la educación. Nuestra prosperidad y competitividad dependerán de la capacidad de las personas para innovar, usar nuevas tecnologías, ajustarse a los vientos de cambio, reinventarse constantemente, plantear y resolver problemas, integrarse a equipos multidisciplinarios, aplicar los conocimientos a la práctica y aprender por cuenta propia, así como de su habilidad para generar y aprovechar oportunidades. Su productividad será el resultado de si cuentan o no con las competencias, valores y garra requeridos para insertarse en el mundo laboral o para emprender un negocio propio. Por ello, una comunicación efectiva entre el sector productivo y la academia es crucial para asegurar que las estrategias de desarrollo dispongan de las personas idóneas para echarlas a andar. La falta de recursos humanos calificados y una capacitación técnica insuficiente o de mala calidad representan serias barreras a nuestra competitividad.

Lo anterior ha motivado a la Fundación para el Desarrollo de Guatemala, FUNDESA, a tender puentes entre empresas del sector privado y las universidades, como una parte medular de “Mejoremos GUATE” (http://www.mejoremosguate.org/cms/). Recientemente presentó su tercer estudio de Brechas de Talento, el cual aborda necesidades de capital humano que tiene el sector productivo y el que está disponible en el mercado laboral del país. La iniciativa permite identificar necesidades de talento, capturar las percepciones de la parte laboral y de las universidades, anticiparse a las demandas empresariales de talento del futuro y propiciar una adecuada comunicación y coordinación entre los involucrados. En esta ocasión el estudio encuestó a 323 empresas de diversos sectores, 57 unidades académicas de nueve universidades del país y de INTECAP y a 462 estudiantes. Asimismo, profundizó en las percepciones imperantes en el sector turismo. Los resultados brindan valiosa retroalimentación sobre brechas de cantidad, calidad y pertinencia. Las primeras surgen cuando no se dispone de suficiente número de personas para los campos y destrezas que buscan las empresas. Las segundas alertan sobre casos en que, aunque sí hay programas que responden a la demanda de los empresarios, su nivel de logro no se ajusta a sus expectativas. Las últimas derivan de aquellos casos en que la oferta de formación no atiende adecuadamente las competencias más valoradas por el empresariado. El estudio brinda información para diversos sectores y muestra aquellos en que las brechas de talento son más marcadas.

Tanto las empresas como la academia identificaron acciones para lograr una mejor articulación de esfuerzos. Entre las acciones destacadas se encuentran promover una visión y misión compartidas, coordinar pasantías y prácticas profesionales, impulsar estrategias de investigación y desarrollo, generar espacios para conocerse mejor y realizar proyectos conjuntos. Se trata de ubicar iniciativas que añadan valor a todos los participantes. Todo ello busca fortalecer la alianza entre las empresas y las universidades. Además de los estudios de Brecha de Talento, FUNDESA cuenta con información detallada de 25 sectores que juntos suman un poco más del 70% del PIB del país. Ahora toca aprovechar esta valiosa base de datos como un punto de partida para concretar la colaboración.