Centro de publicaciones

pic
pic
pic

Publicación semanal El Periódico

Publicaciones anteriores

 

APRENDIENDO PARA INNOVAR


Por Roberto Moreno Godoy

UVG/Altiplano acoje a visitantes y a miembros de la comunidad.

El sábado de la semana antepasada fue un día muy especial en el Campus de la Universidad del Valle de Guatemala-Altiplano. Las instalaciones de la antigua base militar de Sololá, hoy sede de una pujante casa de estudios, sirvieron de marco para dos actividades trascendentales. Por una parte, se realizó el lanzamiento del proyecto “Aprendiendo para Innovar”, valiosa iniciativa que forja un ecosistema de emprendimiento e innovación, sustentado en el desarrollo de “makerspaces” en el campus central y en las otras dos sedes de la UVG. Estos espacios físicos permiten a estudiantes, profesores, empresarios y miembros de la comunidad compartir conocimientos y recursos, colaborar en proyectos y fabricar prototipos para dar solución a necesidades humanas particulares. Los involucrados aprenden haciendo, sumándose la creatividad y experiencia de las personas que intervienen en el proceso. Este esfuerzo ha sido posible gracias al respaldo de la Agencia para el Desarrollo Internacional de los Estados Unidos de América, a través del Programa “American Schools and Hospitals Abroad” (ASHA), el cual ha brindado financiamiento para la mejora de la infraestructura y para equipamiento. Durante su viaje a la Aldea El Tablón, representantes de la USAID en Guatemala tuvieron la oportunidad de hacer un recorrido del campus e intercambiar impresiones con directivos, profesores y estudiantes. Como señaló Vikki Stein, representante de la USAID, la UVG ha sido un socio estratégico de dicha misión para promover el desarrollo a través de la ciencia, la tecnología y la educación. Por ello, felicitó a los involucrados por las actividades que realizan, las cuales hacen una gran diferencia en el país. Al finalizar la visita, ella preguntó a los jóvenes presentes qué expectativas tenían para el futuro. Fue muy inspirador escucharles agradecer por el apoyo recibido, exponer sus sueños y plantear lo que esperan alcanzar en los años venideros. Los asistentes pudimos apreciar cómo una semilla de esperanza ha germinado con éxito en sus corazones.

Por aparte, simultáneamente a la visita anterior, gracias a la gestión de Tomás Saloj, Alcalde Indígena de Sololá y de los demás miembros de la corporación, se tuvo la suerte de dar la bienvenida a autoridades indígenas de distintas regiones del país en el campus de UVG/Altiplano, quienes sostuvieron ahí una reunión con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad Al Hussein. El funcionario escuchó los planteamientos de los presentes sobre algunas de las situaciones y vicisitudes que sufren los pobladores, manifestándose conmovido por el dolor y angustia de los presentes y reconociendo la urgente necesidad de mejorar su situación. Sin embargo, más allá de la reivindicación de sus derechos, lo cual debe ser atendido, les instó a que, así como el enojo y la cólera les había unido, que tuvieran cuidado con este sentimiento, que no los fuese a destruir. Les invitó a aprovechar el amor que hay entre ellos y hacia sus ancestros para construir un mejor destino, sustentado en sus raíces.

Los mensajes escuchados auguran un futuro prometedor. Un sol radiante y un día despejado, que hacían honor a la belleza del paisaje, fueron testigos de estas actividades que tuvieron lugar en ese sitio que apenas dos décadas atrás era símbolo de confrontación y de oscurantismo. Ahora es un lugar de encuentro, de crecimiento y de esperanza. Ello refleja que, pese a lo mucho que falta resolver, las cosas han evolucionado para bien.