Centro de publicaciones

pic
pic
pic

Publicación semanal El Periódico

Publicaciones anteriores

 

Los Rostros del Futuro


Por Roberto Moreno Godoy

Primer Grupo de Magisterio con Título Universitario sale de la USAC.

Una imagen habla más que mil palabras. La primera plana de Prensa Libre de ayer muestra los rostros sonrientes de varias maestras, quienes forman parte de la primera cohorte de docentes de primaria egresadas de la Universidad de San Carlos de Guatemala. En la cobertura de prensa, muestran con gran orgullo y optimismo su título. No es para menos. Estas docentes, quienes han comprendido la importancia de su formación para contribuir a la pertinencia y calidad de la educación, hicieron lo necesario para cursar y completar una carrera universitaria. Su vocación docente se consolida ahora con herramientas adecuadas para su ejercicio profesional. Esto no sólo denota su compromiso, sino que les augura un mejor desempeño. Según la nota, las graduandas se manifiestan ansiosas por aplicar todo lo que han aprendido. Este es un hito trascendental en la historia de la educación nacional, pues, aunque las universidades privadas han formado profesores de primaria desde 1997, este grupo forma parte de la primera cohorte egresada de la universidad estatal, derivado del convenio suscrito por la USAC con el Ministerio de Educación. Mediante este acuerdo se anticipa graduar este año a cerca de 1800 profesores de primaria. No cabe duda que estos maestros no sólo representan los rostros del futuro, sino que personifican la demandada transformación del sistema educativo nacional. Desde el impulso de la reforma educativa en 1985, durante la transición democrática, ratificado luego por los acuerdos de paz, se ha insistido en la urgente necesidad de elevar la formación de los maestros a nivel superior. No se puede seguir soslayando el papel de los futuros educadores para lograr que la educación contribuya al desarrollo que todos anhelamos. Por ello, es imprescindible que los profesores cuenten con la formación, destrezas y actitudes necesarias para liderar las transformaciones que se requieren en los salones de clase. Luego de dos años de bachillerato y tres de universidad, los primeros graduados se muestran seguros de poseer la preparación para servir bien a Guatemala. La apuesta a este modelo es la correcta y coloca a Guatemala en el concierto de naciones. Envío un atento saludo y un mensaje de felicitación a quienes fueron artífices de esta reforma.

Los rectores de las universidades del país, tanto de la USAC como de las universidades privadas, hemos acompañado y avalado esta importante transformación. Por consiguiente, nos acercamos hace algunos meses a los señores magistrados de la Corte de Constitucionalidad para insistir en la relevancia de la reforma de la formación inicial docente y reiterar nuestro respaldo al Ministerio de Educación en el impulso de esta estrategia. De igual forma, también hemos tenido algunos acercamientos con los magistrados de la Corte Suprema de Justicia para insistir en el asunto. Considero que es fundamental que ellos comprendan que esta reforma es fundamental para asegurar que todos los niños, niñas y jóvenes gocen de una educación pertinente y de calidad, que redunde, en última instancia, el progreso de las comunidades y en el mejoramiento de la calidad de vida de sus pobladores. Por ello, confiamos en que, como lo han hecho en otras ocasiones, los magistrados allanarán el camino para que los futuros maestros de primaria se formen en las aulas universitarias.