Centro de publicaciones

pic
pic
pic

Publicación semanal El Periódico

Publicaciones anteriores

 

HYDRO-BID


Por Roberto Moreno Godoy

Cuidando los Recursos Hídricos.

El lunes se festejó el Día Mundial del Medio Ambiente, el cual fue establecido por la Asamblea General de Naciones Unidas para sensibilizar a la población del orbe en relación a temas ambientales. Cada 5 de junio se busca motivar a las personas para que se conviertan en agentes activos de un desarrollo sustentable y equitativo. No cabe duda que cualquier esfuerzo que realicemos para reflexionar sobre la forma en que actuamos y sobre la huella ambiental que dejamos en el planeta merece la pena. Cada persona, institución o empresa tenemos la posibilidad de recapacitar sobre el asunto y de buscar formas para contribuir a resolver la seria problemática ambiental que enfrentamos y que deriva, en buena medida, de nuestras acciones. Esto representa una enorme responsabilidad, cuyas consecuencias pueden tener un inmenso impacto en nuestro futuro.

Existen muchas iniciativas en marcha que buscan que las naciones y sus habitantes puedan disfrutar de un futuro más próspero y seguro. Permítanme profundizar sobre una de ellas, la cual se vincula al manejo del agua. Esto es muy relevante, pues, aunque América Latina y el Caribe representan únicamente un 6% de la población mundial, la región cuenta con una tercera parte de las reservas de agua dulce del planeta. Aun así, muchas comunidades enfrentan problemas crecientes de escasez de agua potable. En el mundo hay cerca de 750 millones de personas que no tienen acceso al vital líquido. Esto es algo que no podemos dejar desatendido. Tomando en consideración esta situación y la prioridad del tema, el Banco Interamericano de Desarrollo creó Hydro-BID, una herramienta de simulación para dar soporte a la región de América Latina y el Caribe en el manejo y planificación del recurso hídrico (http://sp.hydrobidlac.org). Como parte de este programa, el BID ha trabajado con algunas empresas regionales y locales de servicios públicos de agua para aprender más acerca de sus desafíos de gestión del agua para brindarles un mejor soporte y formación. Asimismo, su división de Agua y Saneamiento apoya a sus países miembros con un plan de capacitación sobre la herramienta Hydro-BID, dirigido a especialistas locales, con el objetivo de que aprendan a utilizar el modelo computacional y respaldar la gestión sostenible del recurso hídrico en sus países. Esta capacitación permite a los participantes obtener los conocimientos necesarios para realizar simulaciones hidrológicas tanto a nivel de cuenca como sub-cuenca y calcular el balance hídrico de las mismas, así como entender y realizar análisis con los módulos de cambio climático, reservorios, transporte de sedimentos y de aguas subterráneas, entre otros. Al final de la capacitación cada especialista podrá utilizar este simulador para la planificación estratégica de los recursos hídricos en sus cuencas. Hydro-BID ya ha sido aplicado en Argentina, Perú, Ecuador, Brasil y Haití. Guatemala es el primer país centroamericano de donde se utilizará.

Conocí acerca de esta herramienta en una visita que miembros de la Universidad del Valle de Guatemala hicimos a principios del 2015 a RTI International, en Carolina del Norte, entidad que colaboró con el organismo multilateral en el desarrollo de la herramienta. A partir de este acercamiento iniciamos un proceso para poder aplicarla en el país, para lo cual se contó con el apoyo decidido de la Vicepresidencia de la República y de la misión del BID. Fruto de este esfuerzo, esta semana se realizó en la Universidad del Valle un primer taller sobre el uso del simulador, el cual fue organizado conjuntamente con el banco, la Autoridad para el Manejo Sustentable de la Cuenca del Lago de Atitlán y su Entorno –AMSCLAE- y la Fundación PEPSICO, habiéndose contado con la participación de expertos de RTI como ponentes. Se espera que este taller ayude a fortalecer las capacidades técnicas de nuestros especialistas en manejo de las cuencas, ayudándoles con el uso de herramientas analíticas y el aprovechamiento de Hydro-BID para la gestión eficiente de los recursos hídricos en Guatemala. Ello podría ayudarnos a pronosticar los efectos del cambio climático sobre la disponibilidad y variabilidad de los recursos hídricos, a implementar módulos de análisis especializados en cuencas de interés que abarquen la simulación de aguas subterráneas, transporte de sedimentos, y gestión de embalses y a desarrollar un módulo de gestión de lagos. No cabe duda que colaboraciones interinstitucionales como esta pueden redundar en la buena gestión de las cuencas del país y ayudar a que la formulación de políticas, la toma de decisiones y la gestión pública se basen en evidencia científica. Se espera que este primer taller sea el punto de partida de un programa más amplio para fortalecer la gestión de nuestros recursos hídricos.