Centro de publicaciones

pic
pic
pic

Publicación semanal El Periódico

Publicaciones anteriores

 

Maestros 100 Puntos


Por Roberto Moreno Godoy

Empresarios por la Educación lanza convocatoria.

La mayoría de los maestros comprenden la enorme responsabilidad que la sociedad y los padres de familia les han dado al confiarles la formación de sus hijos. Vaya si saben que esta es una labor delicada, influenciada por muchas variables, incluidas su propia formación, el contexto sociocultural de las comunidades, las demandas de la sociedad y las condiciones de las escuelas donde trabajan. Deben responder a las características culturales de la población que atienden, ofreciendo una educación cercana a sus características y necesidades, que sea más pertinente. Los educadores enfrentan enormes desafíos. Existe un déficit de cobertura al que deben prestar atención, pues muchos niños y jóvenes no van a la escuela o la abandonan prematuramente. Las boletas de calificaciones muestran demasiadas marcas en rojo, reflejo de inadmisibles tasas de fracaso escolar y del débil rendimiento de sus alumnos en matemática y lenguaje. La infraestructura presenta grandes limitaciones y escasez de recursos. Hay una enorme brecha digital, que se hace sentir entre representantes de diversas generaciones, pero también entre centros escolares públicos y privados y entre áreas urbanas y rurales. La pobreza, las enormes carencias del medio, la inseguridad, la violencia, la insalubridad y la desnutrición, solas o asociadas, hacen frecuentes actos de presencia en muchas escuelas, haciendo sentir su efecto, como un lastre que impide a los maestros avanzar al ritmo deseado. Además, nuestra sociedad se encuentra polarizada y enfrentada, colocando mucha presión en los establecimientos educativos para generar un clima que permita superar estas tensiones y forjar ciudadanos tolerantes y solidarios, dispuestos a abrazar la democracia y propiciar una convivencia pacífica. Para terminar de redondear el asunto, la modernidad exige una educación distinta, activa y participativa, centrada en el estudiante, que tome en cuenta sus diferencias individuales y que se nutra de comunidades de aprendizaje en donde todos los actores interactúan y crecen juntos. Los vientos de cambio soplan con fuerza, requiriendo que el currículo preste más atención al desarrollo de competencias que a la adquisición de conocimientos y que se aprovechen la tecnología para el logro de los objetivos educacionales. Las nuevas tendencias hablan de emprendimiento y a la innovación, del impulso de metodologías que promuevan el diseño y el desarrollo de proyectos, con un enfoque interdisciplinario. Es en este demandante entorno en el que nuestros maestros realizan su labor. Varios de ellos poseen una formación limitada, que no les ha provisto de todas las herramientas necesarias para responder satisfactoriamente a las expectativas que hay sobre su desempeño. Los rostros de algunos evidencian el temor al cambio, su angustia de perder el control al navegar en corrientes desconocidas. Muchos comprenden lo que se espera de ellos, pero simplemente no saben cómo hacer las cosas de otra manera. Sus miradas están atentas a poder encontrar alguna pista o señal, que les ayude a enfrentar todos estos retos y hacer las cosas mejor. Lo bueno es que, pese a todo lo que pudiera maniatarlos, existen infinidad de ejemplos de maestros que, dando testimonio del efecto Pigmalión, logran inspirar a sus estudiantes a abrir las alas, confiar en que pueden lograr todo lo que se propongan y alcanzar su máximo potencial.

El miércoles Empresarios por la Educación lanzó la edición 2017 del Premio Maestros 100 Puntos en el Artecentro Graciela Andrade de Paiz. El premio busca reconocer y mostrar la labor de maestros ejemplares de preprimaria y primaria, así como destacar el liderazgo de los directores de escuela. La convocatoria está abierta para participar en tres categorías: maestros con proyectos específicos en algún área curricular; maestros con buena enseñanza y directores. El proceso conlleva varias etapas, las cuales pueden ser consultadas en la página de la organización promotora de este importante evento (www.maestro100puntos.org.gt). En el lanzamiento se tuvo la participación de Sonia Antonieta Menchú Tzul y de Boris Vinicio Martínez Tobar, Maestros 100 Puntos 2016 de San Bartolo Aguas Calientes, Totonicapán y de Morales, Izabal, respectivamente, quienes dieron testimonio de que es posible realizar un trabajo innovador en el aula, que fomente la autoestima y potencie a los alumnos. Este premio es una excelente forma no sólo para conocer y difundir buenas prácticas, sino para prestigiar la importante labor de los educadores. Se trata de una vitrina desde la cual se pueden mostrar esfuerzos exitosos de maestros que, superando todas las barreras que encuentran en su paso, han encontrado fórmulas creativas para hacer las cosas bien e impactar en las vidas de sus estudiantes y de sus comunidades.