Centro de publicaciones

pic
pic
pic

Publicación semanal El Periódico

Publicaciones anteriores

 

Access

Un buen programa hace la diferencia.

El gimnasio de la antigua base militar de Sololá estaba lleno a reventar. Con gran orgullo 83 jóvenes del altiplano occidental, acompañados de sus familiares más cercanos, se graduaron del programa “Access”, patrocinado por la Embajada de los Estados Unidos de América. Con fluidez y gran seguridad, los jóvenes intervinieron en la ceremonia, dirigiéndose a la concurrencia en inglés. Para muchos de ellos éste es su tercer idioma. “Access” comenzó hace seis años en el Campus de la Universidad del Valle de Guatemala-Altiplano. A la fecha se han graduado 590 estudiantes en dicha sede. Su objetivo principal es la movilidad social de los participantes, ayudándoles no sólo a aprender inglés, sino promoviendo el desarrollo de liderazgo, trabajo en equipo, comunicación y servicio a la comunidad. Durante los dos años que dura los alumnos reciben entre cuatro y cinco horas de clase a la semana, después de la escuela y en fines de semana, así como jornadas intensivas durante las vacaciones. Además, los jóvenes realizan ochenta horas de proyectos de servicio de distinta índole, las cuales les permiten conocer más profundamente las necesidades y problemas de las comunidades, así como generar un compromiso con las mismas. Algunos de los graduados son seleccionados para participar en “Foster”, un seguimiento que dura un año más. En este período, además de profundizar su conocimiento del idioma, reciben estrategias básicas para la enseñanza del inglés. En esta fase el trabajo comunitario, que abarca un total de 75 horas de servicio, consiste en impartir clases de inglés en distintos contextos y diversos grupos de población. En los últimos tres años, 105 estudiantes se han graduado de este programa en Sololá.

Quienes conocen estas iniciativas se maravillan con los cambios que “Access” y “Foster” provocan. No sólo es evidente la mejora en las competencias de inglés de los participantes, sino su cambio de actitudes y la mejora de sus destrezas de liderazgo y relaciones interpersonales. Los ex alumnos han realizado tareas sorprendentes. En el 2016 graduados impartieron clases de inglés a 120 oficiales de la División de Seguridad Turística de la Policía Nacional Civil en Sololá, Quetzaltenango, Cobán, Guatemala y Esquipulas. Este esfuerzo, que comenzó como un proyecto de voluntariado de ex alumnos en Sololá en el 2014, con 20 oficiales, luego se expandió con apoyo de la Embajada Americana. Así, algunos de los egresados cuentan ahora con un trabajo formal como instructores de inglés, lo cual les brinda nuevas oportunidades. Otro caso es la alianza que la UVG estableció con Wakami, también con apoyo de la Embajada, para que los jóvenes impartieran clases de inglés a las productoras y sus familias, de forma tal que pudieran comunicarse con visitantes en las comunidades en donde producen. Los graduados están enseñando inglés a tres grupos de mujeres. El impacto ha sido impresionante.

El Programa de “Microbecas Access”, auspiciado por el Departamento de Estado de los Estados Unidos de América, proporciona a jóvenes talentosos de 13 a 18 años de edad una base de conocimientos del idioma inglés, confiando en que este apoyo los puede preparar para obtener mejores puestos de trabajo y perspectivas educativas. Desde su creación en el 2004, cerca de 95,000 estudiantes han participado en más de 85 países. Este se inició en Guatemala en el 2010. En la actualidad el programa es implementado en el país por el Instituto Guatemalteco Americano (IGA), la Universidad del Valle-Altiplano y Enlace Quiché, los cuales en conjunto cubren Huehuetenango, Quetzaltenango, San Marcos, Sololá, Santa Cruz del Quiché, Joyabaj, Sacapulas, Cotzal, Cunen, Zacualpa, Retalhuleu, la Ciudad de Guatemala, Santa Catarina Pinula, Jutiapa, Ipala y Cobán. “Access” ha llegado a estudiantes de veinte de los veintidós departamentos de Guatemala. Sin lugar a duda, el programa ha brindado a jóvenes de escasos recursos y de ambientes socioeconómicos difíciles la oportunidad de ampliar sus horizontes, construir sobre sus aptitudes, desarrollar sus competencias, fortalecer la confianza en sí mismos y afianzar su vocación de servicio. Mucho más allá del conocimiento del inglés, ayuda a los involucrados a ser mejores ciudadanos y miembros de su comunidad. Que se llame "Access" no es una casualidad. Provoca nuevos caminos y destinos, tiende puentes y abre puertas y ventanas.

Roberto Moreno Godoy