Centro de publicaciones

pic
pic
pic

Publicación semanal El Periódico

Publicaciones anteriores

 

Guatemala se suma a la Conquista del Espacio

Alta tecnología de la mano de la UVG.

La conquista del espacio ha sido una aspiración de varias de las potencias mundiales desde el siglo pasado, las cuales creían firmemente que el lanzamiento de naves, tripuladas o no, pero con una instrumentación apropiada, sería una poderosa herramienta. Así, desde las historias de guerra y espionaje hasta las novelas de ciencia ficción colocaron estas invenciones en el centro de la trama. De hecho, luego del lanzamiento del primer satélite artificial por la Unión Soviética en 1957, la carrera por la conquista estelar se aceleró, pretendiendo los unos y los otros no quedarse rezagados. Así, la ciencia y la tecnología cobraron un protagonismo notorio. A la fecha persiste la necesidad de formar más profesionales y de realizar más investigación en este campo. En la actualidad hay cerca de 2500 satélites artificiales orbitando alrededor de la Tierra. Los países desarrollados los emplean para usos múltiples, incluyendo el recabar datos sobre deforestación, la atmósfera, incendios forestales, uso de la tierra, planeación urbana y la situación previa y posterior a desastres naturales. Hasta ahora, Guatemala depende de otras naciones y organizaciones para obtener esta información.

Ayer la Universidad del Valle dio el primer paso para cambiar esto. Convocó a miembros de la comunidad científica nacional e invitados especiales para informarles sobre el desarrollo del primer satélite de Guatemala, proyecto que permitirá sumar a nuestro país al selecto grupo de naciones que opera satélites en el espacio. El objetivo principal es que dispongamos de medios propios para la adquisición de datos que sean de beneficio para la población. El proyecto, que actualmente se encuentra en proceso en la UVG, se enfoca en idear la tecnología y procesos necesarios para diseñar, construir y operar un nanosatélite tipo CubeSat. Este tipo de satélite consiste en un cubo de 10 cm por lado y aproximadamente 1 kg de peso, el cual contará con paneles solares para recolección de energía, un sistema de orientación que utilizará el campo magnético de la Tierra, equipo de comunicación Tierra-espacio y viceversa, y el prototipo de un sensor para adquisición de imágenes a diferentes longitudes de onda.

El satélite está siendo diseñado y desarrollado en la Universidad del Valle de Guatemala, bajo la supervisión del doctor en ingeniería aeroespacial Luis Zea, egresado de esta casa de estudios, y el director del Departamento de Ingeniería Mecánica, Víctor Hugo Ayerdi. El proyecto está dando a estudiantes de distintas carreras la oportunidad de trabajar en un proyecto de alto impacto, proveyéndoles con experiencia real en ingeniería avanzada. Esta fase del proyecto es un seguimiento a una etapa anterior, en la que los dos codirectores lideraron a dos grupos de estudiantes de la UVG, quienes compitieron a nivel internacional en el diseño y desarrollo de un simulador de satélite, con lo que se sentaron las bases para el trabajo actual. A la fecha, veintitrés estudiantes de ingeniería mecánica, mecánica industrial, mecatrónica, industrial, ciencias de la computación y tecnologías de la información han participado, habiendo contado con la asesoría de ingenieros guatemaltecos y expertos internacionales, quienes apoyan el inicio de este campo de alta tecnología en Guatemala. El trabajo de los estudiantes y asesores ya ha sido presentado en conferencias internacionales y recientemente el estudio realizado para la selección de la misión fue aprobado para publicación en la revista indexada Journal of Small Satellites, donde el trabajo fue revisado por científicos internacionales. Las autoridades universitarias señalan que este proyecto constituye un paso trascendental para nuestro país y muestra el compromiso de la Universidad del Valle de Guatemala con el desarrollo tecnológico. Esperamos que esta iniciativa sirva de inspiración para que más niños, niñas y jóvenes se interesen también en el estudio de la ciencia e ingeniería.

Roberto Moreno Godoy