Centro de publicaciones

pic
pic
pic

Publicación semanal El Periódico

Publicaciones anteriores

 

Encuentro Nacional

Educación y Nuevas Tecnologías

Hace unos días Empresarios por la Educación, el MINEDUC y la Gran Campaña Nacional por la Educación realizaron un interesante encuentro sobre las nuevas tecnologías y su relevancia para ampliar la cobertura y mejorar la calidad de la educación. El evento permitió analizar las tendencias en este campo, revisar las políticas vigentes y debatir la importancia de la innovación en la educación. Fue notorio que se requiere trabajo en equipo para descubrir nuevas soluciones y productos. Los paradigmas han cambiado, no sólo en cuanto a los roles de estudiantes y docentes, sino con relación a las modalidades de entrega y los contenidos de los planes de estudio. La efectividad del aprendizaje se vislumbra de forma muy distinta a cómo se veía en el pasado. Hoy, el éxito profesional se define mucho menos por el conocimiento y más sobre lo que se hace con él. Así, la comunicación, la colaboración, la creatividad y el pensamiento crítico han pasado a ocupar un espacio primario entre las competencias críticas para funcionar en el siglo XXI. También fue evidente la inmensa separación que hay entre naciones. Por ello, aparte de los muchos problemas urgentes por atender, debemos mejorar la infraestructura tecnológica de Guatemala y aliarnos con otros países para reducir la brecha digital.

Se trató de una jornada de aprendizaje, rica en intercambio de ideas y experiencias. Durante la actividad hubo ocasión de escuchar a diversas empresas y organizaciones, incluidas HP Corporation, Samsung, Fundación Telefónica, Funsepa, Edufuturo, Pixsell – Google para la Educación, Endless, Mundo Posible, Fundación Carlos F. Novella y el Fondo Unido. Se mostraron avances en dispositivos digitales y el hardware disponible. También se comentó sobre algunas alianzas público-privado para facilitar la conectividad y el acceso a las últimas tecnologías. Algunos están desarrollando dispositivos de bajo costo, resistentes al ambiente y de bajo consumo energético. Por ejemplo, el representante de una de las empresas sorprendió a la audiencia dejando caer una Chromebook al suelo sin ninguna preocupación. Otro presentó computadoras con un sistema operativo precargado con más de 100 herramientas o programas gratuitos, a un precio muy accesible. Se compartieron buenas prácticas en el uso de herramientas de fuente abierta. La Fundación Sergio Paiz Andrade presentó sus resultados del uso de Khan Academy (KA Lite) en escuelas de Sacatepéquez y dio un adelanto de lo que sería NA'AT, la plataforma que le hizo acreedora al primer lugar en el Premio Nacional a la Innovación Educativa, organizado por la Universidad del Valle de Guatemala en el marco de sus 50 años de existencia. La fundación Mundo Posible presentó la biblioteca digital RACHEL y su implementación en varios centros educativos. Por su parte, la Fundación Carlos F. Novella compartió sus programas de aprender-haciendo, cuyo enfoque se centra en el desarrollo de competencias para la vida.

Angélica Rocha, Directora de Innovación y Tecnologías para el Aprendizaje de la UVG, quien moderó el panel final, comentó varias de las conclusiones a las que arribaron. Entre las lecciones aprendidas está que sólo donar computadoras u otros dispositivos es poco efectivo. Todos los esfuerzos incluyen, además, aplicaciones/software, contenido digital y planes de formación o actualización a docentes. La eficacia de las iniciativas va más allá del hardware disponible o de la conectividad. El impacto más importante proviene de la estrategia educativa en marcha; si la misma contribuye a afianzar los aprendizajes deseados, mediante el uso planificado de la tecnología en momentos críticos. La nota de cautela fue que estamos formando ciudadanos digitales, personas que deben utilizar la tecnología de manera ética y responsable, lo cual abre toda una nueva dimensión al concepto de alfabetización. Ello también pasa por esquemas inclusivos, que viabilicen el acceso de todos los estudiantes a las nuevas herramientas. Finalmente, hubo un amplio consenso en que el maestro sigue siendo un actor principal del proceso. Casi todos los proyectos concordaron que la tecnología nunca llegará a reemplazar al docente, cuyo papel debe replantearse para que administre eficientemente el currículo, apoyándose en las nuevas concepciones y tecnologías.

Roberto Moreno Godoy