Centro de publicaciones

pic
pic
pic

Publicación semanal El Periódico

Publicaciones anteriores

 

Politicas y Estrategias Educativas

Respaldo ciudadano a la educación.

  • (1)Transparencia.
  • (2) Inclusión.
  • (3) Diálogo y participación social.
  • (4) Pertinencia lingüística y cultural.
  • (5) Multiculturalidad e Interculturalidad.
  • (6) Educación como un derecho.
  • (7) Equidad e igualdad.

Las siete líneas estratégicas listadas arriba constituyen las áreas establecidas como críticas por las autoridades del Ministerio de Educación. Sería difícil no encontrar esta guía en su hoja de vuelo, pues dichas líneas reflejan algunas de las necesidades más apremiantes del sistema educativo. Recientemente se realizó en ASIES la Asamblea de la Gran Campaña Nacional de la Educación, reunión en la que se conoció el Plan Estratégico Plurianual 2016-2020 del MINEDUC. Durante este encuentro, además de compartir su plan de trabajo, los nuevos funcionarios afirmaron que el MINEDUC respaldará aquellas políticas públicas que han tenido resultados positivos en el pasado. Esto es digno de aplaudir. Ellos tienen la responsabilidad de dar continuidad a programas y estrategias que han tenido un impacto favorable.

El programa nacional de lectura, la aplicación sistemática de pruebas de matemática y lenguaje, la reforma de la formación inicial docente y los murales de transparencia de las escuelas son apenas algunas de las acciones que merecen seguimiento. El Ministro Oscar Hugo López y sus colaboradores cercanos son profesionales con una reconocida trayectoria en el sector educación, por lo que es importante apoyarles para que tengan un buen desempeño, en beneficio de nuestros niños, niñas y jóvenes. Hoy día no es fácil que personas con ese perfil participen en la administración pública, pues aunque todos clamamos porque buenos guatemaltecos se involucren en la esfera gubernamental, está visto que ello se ha convertido en una tarea titánica, no sólo por su nivel de exigencia, por las permanentes presiones políticas y por la estrecha auditoría social, sino por los múltiples candados que se han situado para prevenir la corrupción, los cuales, más allá de lograr su cometido, complican la administración ostensiblemente. A esto hay que añadir las serias contingencias que enfrentan los funcionarios, aunque hagan las cosas de manera ética y responsable.

El Ministro y sus Viceministros enfrentan enormes desafíos. El primero es traducir los planteamientos generales contemplados en su plan plurianual en metas e indicadores concretos, que guíen sus pasos en los próximos años y que favorezcan una adecuada rendición de cuentas. Para ello, es imperativo que prioricen las tareas y se comprometan con tres o cuatro logros puntuales. Es importante que establezcan y difundan una línea de base clara y que midan los avances con una vara afín, pues los cálculos y proyecciones poblacionales pueden generar grandes distorsiones en cómo se presenten más adelante los resultados. También deben situar recursos para respaldar los programas que merecen continuidad. Los nuevos funcionarios enfrentarán el gran reto de operar con un presupuesto deficitario, por lo que el ordenamiento de las acciones y la optimización de los recursos serán fundamentales para avanzar. Todo ello no es fácil, pues muchas de las posiciones clave del MINEDUC han cambiado en esta transición, por lo que se deberá destinar tiempo valioso hasta rebasar de nuevo la curva de aprendizaje. Además, con apenas cien días de gestión y excediendo con creces la responsabilidad de los diputados de fiscalizar la labor del Organismo Ejecutivo, los funcionarios del MINEDUC han tenido este año más de un centenar de citaciones al Congreso de la República, por lo cual pareciera que enfrentarán muchas dificultades para encontrar el tiempo que necesitan para trabajar. Debemos dar a los nuevos funcionarios un voto de confianza, respaldar su gestión, sumarnos desde nuestras posibilidades y ayudarles a precisar sus acciones y metas.

Roberto Moreno Godoy