Centro de publicaciones

pic
pic
pic

Publicación semanal El Periódico

Publicaciones anteriores

 

Dron Quijote

Las Cosas desde otro Punto de Vista.

Ayer, por cuarto año consecutivo, el Departamento de Letras de la Universidad del Valle de Guatemala convocó a la comunidad a leer y escuchar fragmentos de Don Quijote de la Mancha. La lectura puso en relieve el significado de la expresión “esa es toda una quijotada”, la cual a veces se refiere a idealistas, mientras que en otras ocasiones atañe a quienes batallan con las concepciones corrientes de las cosas o a aquellos que defienden causas difíciles o que no les incumben. La vigencia de esta obra maestra de la literatura guarda relación, precisamente, con esa capacidad de Don Quijote de apartarse de lo ordinario, de provocar disonancia, de entretejer la realidad con la imaginación y de ver el mundo bajo otras perspectivas. Luego de leer el primer capítulo de la obra a la concurrencia, me correspondió inaugurar el congreso “Las Cosas desde otro Punto de Vista. Drones para Aplicaciones Académicas y de Investigación”, el cual fue organizado por la UVG y por RTI International, con el auspicio de varias empresas. Como mencionó Joe Eyerman, Director del Centro de Seguridad y Defensa de RTI, el evento logró convocar a muchos interesados en volar drones, hablar sobre ellos y predecir cómo cambiarán la economía y a nuestras sociedades. La rápida evolución y aplicaciones de la tecnología de los vehículos aéreos no tripulados ejemplifican bien la concreción de una “idea quijotesca”. Es fácil asociar los dos eventos del día. Como Joe me dijo al entrar al salón: ¡Pasé de Don Quijote a Dron Quijote!

Aparte de introducir aspectos relevantes sobre las nuevas herramientas, este congreso internacional, que contó con la participación de expertos de El Salvador, España, Estados Unidos de América, Guatemala, Irlanda y Venezuela, abordó temas de actualidad sobre el uso de drones en agricultura, monitoreo ambiental, arqueología, ingeniería y salud. Algunos aseguran que una revolución está fraguándose, la cual irrumpirá en el mercado y dará vida a una nueva era tecnológica. Como señaló Joe, el examen de las aplicaciones de los drones en la academia y la investigación ilustran bien el concepto de “tecnología disruptiva”, introducido por Clayton Christensen en el libro “El Dilema de los Innovadores”, pues pareciera que forzará tanto a la industria y a los negocios, así como a los investigadores, a cambiar la forma en que hacen las cosas.

El diseño experimental, los mecanismos de recolección de datos y los análisis estadísticos se verán impactados por el uso de vehículos aéreos no tripulados en la investigación. El potencial de su aplicación es inmenso, pues su pronta evolución y el abaratamiento de los precios han introducido un mucho mayor costo beneficio a la ecuación. Ello permitirá a científicos sociales, investigadores en el campo de la salud pública, ambientalistas, arqueólogos, ingenieros y especialistas en desarrollo obtener bases de datos que antes eran inaccesibles.

El congreso evidenció el surgimiento de nuevas tecnologías, que permiten ver el mundo desde otros puntos de vista. El potencial de su uso es vasto, pero apenas comienza. Por ello, los organizadores invitaron a los asistentes a interesarse en el asunto, abrazar el cambio con interés y expectativa, prepararse para enfrentar las nuevas tecnologías, cuestionar si los esquemas ordinarios se acoplan a su uso y a repensar los métodos de docencia y los protocolos de investigación. Finalmente, exhortaron a todos a garantizar el derecho de las personas y de las comunidades a la seguridad y a la privacidad en un mundo de drones y a no bajar la guardia en los aspectos éticos que todos los profesionales debemos resguardar. Un cambio significativo se avecina. Sea usted parte del mismo.

Roberto Moreno Godoy