Centro de publicaciones

pic
pic
pic

Publicación semanal El Periódico

Publicaciones anteriores

 

Ada Yonath

Premio Nobel de Química disertará en la UVG.

Una entrevista en LEAD –“Leading Jewish Inspiration”, grabada hace siete años, narra la historia de la prominente ciudadana de Israel. Ella cuenta que eran muy pobres cuando creció, pero que sí tenían libros en casa. Sin embargo, no contaban con agua potable y debían pararse cada semana atrás de un camión, cubeta en mano, para recibir la ración semanal del vital líquido. Vivían en plena zona de guerra, expuestos a los francotiradores, por lo que dormían en el suelo y tenían que cubrir las ventanas con sacos de arena. Muchos fallecieron, víctimas de esas balas dirigidas. Los ingresos del hogar eran escasos, por lo que cuenta que siendo joven tuvo que hacer toda clase de oficios para ayudar a la economía familiar. Pese a estas carencias y dificultades, logró graduarse de la escuela de maestros y deseaba ir a un kibutz. Sin embargo, su madre estaba enferma por lo decidió quedarse en casa e ir a la universidad. Estando ahí, descubrió la ciencia. Le asombró que existía un campo en que podía plantearse una pregunta que le interesaba, que tenía a su alcance medios para resolverla y que, además, alguien estaba dispuesto a pagar para que lo hiciera. Esa aguda curiosidad despertó su pasión por la profesión científica. Años después, Ada Yonath, la pequeña que nació en Jerusalén el año en que estalló la Segunda Guerra Mundial, habría de recibir seis décadas después el Premio Nobel de Química. Su ejemplo muestra una vez más el inmenso poder transformacional de la educación.

La Dra. Yonath se ha enfocado en elucidar la estructura de la ribosoma, la máquina molecular que produce todas las proteínas de la célula. El conocer la estructura de una molécula permite entender cómo esta funciona; cómo actúa cuando no funciona y causa enfermedad y cómo manipularla para idear terapias. El trabajo de la Dra. Yonath ha permitido entender el modo de acción de más de 20 antibióticos. En un mundo donde las resistencias a antibióticos son cada vez más comunes, su trabajo abre las puertas para el diseño de curas novedosas. Sus investigaciones siguen los pasos de otras dos científicas muy famosas: Marie Curie, primera mujer en ganar el premio nobel (ganó dos) y cuya investigación sentó las bases para estudios basados en radiación, como la cristalografía de rayos X; y Rosalind Franklin, cuyos estudios de cristalografía de rayos X del ADN -misma técnica que usa y ha perfeccionado la Dra. Yonath-, fueron instrumentales en descodificar la estructura del ADN.

Este mes de febrero, en que se celebra el día de la mujer y niña en la ciencia, festejamos con alegría el arribo de la Dra. Yonath a Guatemala. El próximo lunes 22 de febrero la experta brindará la conferencia “Combatiendo la Resistencia de los Antibióticos” en la Universidad del Valle de Guatemala. En este importante evento académico, organizado como parte de los esfuerzos de la UVG en los campos de biotecnología y bioquímica, dicha Casa de Estudios conferirá a la distinguida visitante un Doctorado Honoris Causa en Ciencia. Damos una cordial bienvenida a nuestra importante huésped y le agradecemos por compartir su conocimiento y experiencia con los guatemaltecos.

El caso de Ada Yonath es parecido al de muchas otras niñas, que por cuestiones del destino o del momento o lugar en que nacieron, se ven expuestas a situaciones tremendamente difíciles. También demuestra aquellos casos de personas que han superado las barreras que la sociedad les ha impuesto y han descollado en un campo al que usualmente no tienen acceso. Su ejemplo es una inspiración para los investigadores del mundo y, especialmente, una luz para todas aquellas niñas que puedan brillar en el campo de la ciencia. Como la misma Doctora Yonath señala, toda persona que se lo proponga puede salir adelante y hacer carrera en el mundo de la ciencia, indistintamente de su género o procedencia. Todo es cuestión de ser perseverante, industriosa y dedicada.

Roberto Moreno Godoy