Centro de publicaciones

pic
pic
pic

Publicación semanal El Periódico

Publicaciones anteriores

 

UVG celebra hoy 50 años

La educación tiene un enorme poder transformacional

La educación alimenta el alma, estimula nuestro intelecto, quita las vendas de los ojos, tiende puentes, abre fronteras y expande nuestro horizonte. Toca nuestras vidas de múltiples formas, dando forma a lo que somos y a lo que hacemos como ciudadanos, como padres de familia, como hijos y como profesionales. Todas nuestras facetas como seres humanos han sido moldeadas por nuestro paso por las aulas. La educación tiene esa capacidad inigualable de potenciar nuestros talentos, ayudarnos a superar los obstáculos, pulir nuestras asperezas y permitirnos ser mejores. Son innumerables los casos de personas y comunidades cuya calidad de vida ha mejorado gracias a una buena educación. Las sociedades educadas poseen indicadores más halagüeños de desarrollo humano; los hijos e hijas de madres con mayor escolaridad muestran mayor bienestar; los líderes mejor formados alcanzan una gestión más eficaz; las empresas que logran atraer, motivar y retener a colaboradores talentosos marcan el paso.

Por ello, aplaudo que existan muchas personas y organizaciones que apuestan a la educación como fuente primaria de desarrollo. La Universidad del Valle es una de ellas.

Hoy celebra su lección inaugural número 50, conmemorando así la tradición, los valores, la trayectoria y el liderazgo del Grupo Educativo Del Valle. La ocasión brinda un marco perfecto para dar un vistazo a lo logrado por la UVG en estas cinco décadas, para reconocer la contribución de aquellas personas, organizaciones, empresas y países amigos que han acompañado su recorrido y para plantearse nuevas metas. También es un momento justo para festejar la concreción de su misión, materializada en las hojas de vida de sus egresados. La UVG goza de gran prestigio en los campos de ciencia, tecnología y educación, habiendo brindado grandes aportes a través de sus programas de docencia, investigación y extensión. En estos 50 años ha graduado a cerca de 11,500 profesionales de excelencia, quienes se han convertido en efectivos agentes de cambio, contribuyendo al progreso de nuestro país.

Cinco distinguidos guatemaltecos recibirán sendos Doctorados Honoris Causa durante la ceremonia académica de hoy por la tarde, en conmemoración de este importante aniversario. Los primeros dos, la Licda. Yolanda Toledo de Leal y el Dr. Gabriel Biguria Ortega, son profesionales que han destacado tanto por su efectiva gestión empresarial, como por haber dedicado sus vidas al servicio de nuestra sociedad, respaldando diversas causas a favor de la educación y el desarrollo social. Como fiduciarios de la Fundación de la Universidad del Valle de Guatemala han jugado un papel determinante en extender los brazos de la universidad al interior del país, habiendo liderado la apertura de las sedes de la UVG en Santa Lucía Cotzumalguapa y Sololá. Los otros tres galardonados, Carolina Barillas Mury, Alvaro Molina Cruz y Carlos Tercero Villagrán, se graduaron la UVG en los campos de ciencia, bioquímica e ingeniería electrónica, respectivamente. Luego de completar su formación en Guatemala, cursaron estudios de doctorado en el extranjero, habiendo permanecido los primeros dos en Estados Unidos de América, afiliados al Instituto Nacional de Salud, en donde investigan enfermedades tropicales y buscan curas a los males que aquejan a miles de personas de la región. El Dr. Tercero vive en Japón, en donde ha utilizado el diseño de sistemas electrónicos, programación y procesamiento de imágenes en la investigación robótica para cirugía endovascular y para el desarrollo de software para la industria automotriz. Todos ellos ejemplifican los ideales que inspiran a los integrantes de la Universidad del Valle de Guatemala. Felicito a todos los miembros de la comunidad universitaria por este importante hito en la historia de la UVG y confío plenamente en que dicha casa de estudios seguirá siendo un motor de prosperidad.

Roberto Moreno Godoy