Centro de publicaciones

pic
pic
pic

Publicación semanal El Periódico

Publicaciones anteriores

 

De vuelta a clases

Comienza un nuevo ciclo escolar

En la recta final del 2015, de manera silenciosa, que prácticamente pasó inadvertida, cientos de camiones llevaron a centros de acopio de los 22 departamentos del país libros de lectura, textos y material concreto para la enseñanza de la matemática. Los mismos están siendo distribuidos a todas las escuelas para que estén disponibles para los alumnos desde el mes de enero. Llegar a este punto conllevó muchos meses de trabajo y coordinación. Fue hace un año que se comenzaron las acciones en el Ministerio de Educación para permitirlo. Los múltiples pasos y requisitos fueron subsanados uno a uno, lo cual implicó largas jornadas de trabajo y un seguimiento cercano. Sólo quienes han vivido de cerca estos procesos en el Estado sabemos lo que conlleva lograrlo con éxito. Es un buen primer paso en el ciclo escolar que comienza, por lo que debemos apreciarlo. Sin lugar a dudas, el acceso a material educativo, textos escolares y libros de lectura es fundamental para afianzar el aprendizaje de las competencias básicas en matemática y lectoescritura. La calidad de la educación se ve fortalecida por estrategias en esta vía, así como lo es que los docentes estén bien preparados y que se aproveche mejor el tiempo en la escuela. Por eso, les insto a que todos aplaudamos que los niños y niñas puedan contar con estos insumos. Los indicadores educativos y su lento movimiento evidencian que debemos redoblar esfuerzos para asegurar resultados más contundentes en los centros educativos. Contar con material de apoyo es parte importante de la ecuación, pero no es suficiente. Los maestros y los directores se convierten en piezas fundamentales del rompecabezas para lograrlo. Por ello, conviene ubicar a quienes tienen un buen desempeño, identificar lo que hacen bien, valorar su esfuerzo y perseguir que sirvan de inspiración a otros educadores.

En noviembre Empresarios por la Educación presentó a los ganadores de la última edición del Premio Maestro Cien Puntos. Por una década, esta valiosa iniciativa interinstitucional ha reconocido una labor docente efectiva y ha estimulado buenas prácticas de enseñanza. Los maestros distinguidos del 2015 fueron Carmen María de Morales, Víctor Hugo Chocoj, Marcela Fernandéz, Ericka Judith Hernández, José Carlos Ismatul, Sergio René Jiménez, Blandina Noet Perdomo, Dora Hermelinda de Girón, Livy Ninette Requena y Efraín Amado Recinos. Estos docentes, quienes laboran en Sanarate, El Estor, Guatemala, Quetzaltenango, San Lucas Sacatepéquez, Parramos, Olopa, Antigua Guatemala, Santa Ana y San Juan Ostuncalco, respectivamente, fueron reconocidos por su labor innovadora, que promueve eficazmente el aprendizaje de la matemática y de la lectura, la identidad maya, la inclusión, la formación de valores, la participación de los padres de familia, la educación bilingüe y el uso de la tecnología en el aula, entre otros aspectos.

Por segunda ocasión, también se reconoció la gestión de un Director 100 puntos, habiéndose seleccionado al Profesor Juan José Coyoy Yax de la Escuela Oficial Urbana Mixta “San Bartolomé”, de Quetzaltenango, en reconocimiento a su destacado liderazgo pedagógico. Asimismo, se entregó una mención honorífica a la directora Marina Elvira Herrera de la Escuela Oficial Rural Mixta Aldea El Tule, en Quesada, Jutiapa, por su impacto en el aprendizaje y en el desarrollo de su comunidad. Los casos de estos maestros son un ejemplo a seguir por otros, pues han demostrado que, más allá de las condiciones que se enfrenten en el centro educativo en donde se trabaje, los buenos maestros hacen una enorme diferencia para el bienestar de los niños y de su comunidad educativa. Espero que este sea un productivo ciclo escolar.

Roberto Moreno Godoy