Centro de publicaciones

pic
pic
pic

Publicación semanal El Periódico

Publicaciones anteriores

 

Foro Científico Mundial

El poder habilitante de la ciencia.

La pobreza envuelve a millones de personas en el mundo, quienes sufren las secuelas de un esquema de desarrollo social poco inclusivo, que no ha propiciado condiciones que generen bienestar para todos. Pese a los grandes avances en el conocimiento y los asombrosos resultados de la investigación, grandes sectores de la población mundial viven aun en condiciones reprobables. Los ecosistemas enfrentan enormes presiones, ocasionándose un deterioro constante de los recursos naturales. Por ello, es imperativo encontrar fórmulas que permitan su restauración, protección y uso sostenible.

Más de 900 científicos y líderes de unos cien países se dieron cita a principios de noviembre en Budapest e instaron a todos los sectores de nuestras sociedades, incluidos los propios científicos, a hacer un uso más responsable y ético de la ciencia para abordar los demandantes retos globales en las áreas de salud y ambiente. Para el efecto, el presidente del Foro Mundial de la Ciencia y de la Academia Húngara de Ciencias, Profesor Lászlo Lovász, hizo un llamado a los participantes a hacer más para acelerar la acumulación, uso y difusión del conocimiento científico, así como su aplicación en innovaciones tecnológicas capaces de reconfigurar un mundo mejor. Durante la inauguración del foro, este líder científico reconoció que la ciencia ha posibilitado que confrontemos el hambre y las enfermedades, que respondamos a la demanda siempre creciente de energía, que nos comuniquemos con prontitud y que se establezcan mejores condiciones de vida para un número creciente de personas. Sin embargo, sin desestimar estos importantes logros, la ciencia también ha revelado la enorme complejidad del mundo, el impacto que la civilización ha tenido en su flora, fauna y clima, la forma en que hemos agotado los recursos naturales y la amenaza en que ello se ha convertido para la generación presente, así como para las futuras generaciones. Encuentros como esté, remarcó, favorecen la búsqueda de consensos sobre cómo aplicar lo mejor de la ciencia para asegurar el éxito de la humanidad en el siglo 21, actuación para la cual tenemos escaso margen de error.

Las sesiones plenarias del foro abordaron los temas de sostenibilidad, confianza en la ciencia y comunicación con la sociedad, el ecosistema de la innovación, los retos de la cooperación global y el rol de la ciencia en la formulación de políticas, resaltándose aspectos vinculados con la ética y la integridad científica. Se hizo hincapié áreas en que colisionan los puntos de vista de diversos sectores en torno a estrategias de crecimiento económico. Adicionalmente, el programa contempló varias sesiones temáticas, que abordaron aspectos vinculados a políticas globales de salud, avances en investigación sobre el cerebro, gobernanza de la ciencia, reducción de desastres, resiliencia climática y la ciencia para la paz, entre otros. El Foro Mundial de la Ciencia puso en relieve temas críticos para la sobrevivencia de la humanidad y sirvió como una llamado para alertar a científicos, tomadores de decisiones y otros sectores sobre la urgente necesidad de revisar los esquemas de desarrollo imperantes, de forma tal que pueda asegurarse un uso sostenible de los recursos naturales, así como mejores condiciones de vida para todos los ciudadanos en el futuro.

Roberto Moreno Godoy