Centro de publicaciones

pic
pic
pic

Publicación semanal El Periódico

Publicaciones anteriores

 

Carta del Prof. Moreno

Les invito a que nuestros caminos se vuelvan a encontrar.

Queridos alumnos:

Les envío un atento saludo, esperando que todo en sus vidas marche bien. Como algunos sabrán, ayer se celebró el Día del Maestro. Pasé buena parte de la jornada reflexionando sobre el inicio de mi carrera docente y recordando los años que compartimos en el Colegio Americano de Guatemala (CAG). Aunque perdí la pista a varios de ustedes, con alegría me he encontrado a muchos otros, a quienes he visto convertirse en hombres y mujeres de bien, padres de familia, exitosos profesionales, líderes de diversas organizaciones y ciudadanos comprometidos con su país. Con frecuencia, cuando voy caminando por algún sitio, escucho una voz familiar que me dice “Prof. Moreno”. Son palabras que siempre despiertan buenos recuerdos.

No sé si les comenté esto alguna vez, pero en 1976, cuando mis papás enfrentaban una situación difícil, el CAG abrió una ventana única y nos tendió la mano. Ese año se tomó la decisión de crear el Programa de Bachillerato Avanzado. Fui admitido y gocé de una beca durante los últimos dos años de bachillerato. No sabía que esa oportunidad cambiaría mi vida de muchas maneras. El acceso a una educación de excelencia fue apenas el comienzo. Al graduarme, uno de mis profesores me ofreció un trabajo de tiempo parcial como asistente del departamento de matemática, lo cual venía como anillo al dedo para un estudiante universitario primerizo. Así, casi sin percatarme, terminé convirtiéndome en el Prof. Moreno que ustedes conocieron y quedándome en nuestro Colegio por una década más. Quizá no lo sepan, pero ustedes marcaron mi vida. El paso por las aulas del CAG en esta nueva calidad trastocó mi plan de vuelo. Ustedes despertaron en mí una pasión por la docencia cuya llama se mantiene viva. Me permitieron dar un sentido de trascendencia a mi labor. Varias décadas después sigo vinculado al campo de la educación, del cual nunca me aparté desde que los conocí y al que dedicaré mis energías el resto del tiempo útil que Dios me conceda.

Hoy les hago un llamado y una cariñosa invitación para que nuestros caminos se vuelvan a encontrar. Si queremos revolucionar el sistema escolar necesitamos reclutar a los jóvenes más talentosos para el campo de la educación. Debemos atraerlos a los programas de formación docente. La Universidad del Valle ha apostado a esta idea desde su fundación, formando profesores de primaria y de secundaria. A ustedes, les invito a que converjamos alrededor de esta idea y que me acompañen en una cruzada para apoyar la formación de los futuros docentes de Guatemala. La educación cambia a las personas para bien. Sean parte de ello. Les insto a comunicarse conmigo (rectoría@uvg.edu.gt). Escríbanme unas líneas. Además de poder compartir nuevamente, será un gusto saber de ustedes. Sé que juntos lograremos grandes cosas. Afectuosamente, Prof. Moreno.

 

Roberto Moreno Godoy