Centro de publicaciones

pic
pic
pic

Publicación semanal El Periódico

Publicaciones anteriores

 

¡Guatemala tendrá docentes preparados!

No debemos aceptar retrocesos.

“La formación de docentes debe ser una prioridad nacional”. Así lo indicaron ayer los integrantes de la Gran Campaña Nacional por la Educación, acompañados de directivos de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales, de Empresarios por la Educación, del Consejo Económico Social, Fundesa y CACIF, en una conferencia de prensa realizada en ASIES. Líderes de los sectores académico, magisterial y empresarial reiteraron su apoyo a la reforma de formación inicial docente. Resaltaron la importancia del paso que se dio al requerir que los docentes de primaria sean preparados en la universidad. Destacaron que la inmensa mayoría de países latinoamericanos elevaron la formación para ser maestro al nivel universitario en el siglo XX. En Guatemala lo estamos logrando hasta ahora, en la segunda década del siglo XXI. Necesitamos maestros preparados, con esa formación terciaria, para fortalecer la labor de aula, indicaron. Concluyeron que es importante continuar con la formación de docentes a nivel superior, en un proceso de mejora y fortalecimiento, para beneficio de millones de niños y jóvenes guatemaltecos que merecen una educación de calidad. 

Los organizadores solicitaron a las diversas plataformas políticas y a los candidatos a puestos de elección popular respaldar la reforma a la formación inicial docente en marcha y garantizar su continuidad. En el evento, que contó con la participación de Cynthia del Águila, ministra de Educación, los asistentes respaldaron su liderazgo y gestión en el impulso de esta trascendental reforma educativa y le expresaron su compromiso de ser garantes de la continuidad de los cambios emprendidos. 

Este año llegó la primera cohorte de bachilleres en ciencias y letras especializados en educación a las aulas de la Universidad de San Carlos de Guatemala y de otras universidades, para formarse como profesores de primaria. Este es un hito en la historia de la educación nacional. Debemos buscar que los futuros docentes estén debidamente preparados para hacer frente a los inmensos desafíos de las escuelas del país. La agenda de calidad educativa no podrá concretarse en la medida en que los docentes no dispongan de las herramientas necesarias para hacer una labor efectiva. 

¿Pondría usted la salud de sus hijos en las manos de un médico no graduado? ¿Confiaría su defensa a un abogado no certificado? ¿Invertiría sus ahorros en un edificio diseñado por un ingeniero sin las debidas acreditaciones? Si sus respuestas son negativas, le pregunto ahora por qué debemos aceptar que los maestros no sean profesionales universitarios. Su labor es igual o más relevante que la de otros especialistas. El bienestar de los niños, niñas y jóvenes debe prevalecer sobre cualquier interés particular. Llegó el momento en que aunemos esfuerzos para que aquellos pocos detractores que no comparten el cambio e insisten en obstaculizarlo no logren su cometido. No debemos aceptar retrocesos.

 

Roberto Moreno Godoy