Centro de publicaciones

pic
pic
pic

Publicación semanal El Periódico

Publicaciones anteriores

 

Conectando los puntos

Vendedores de ideas.

En las últimas semanas escuché a dos ingenieros de la Universidad del Valle de Guatemala, quienes regresaron a su Alma Máter para compartir con graduandos y estudiantes distinguidos. Ambos son exitosos profesionales. La primera de ellos, Silvia Montes, ingeniera en alimentos con estudios de posgrado en administración y finanzas, es coordinadora de gestión de innovación corporativa en un importante grupo empresarial. El segundo, Kevin González, ha tenido una exitosa carrera luego de su graduación como ingeniero en ciencias de la computación, habiendo desarrollado aplicaciones y artículos electrónicos, entre los que destacan Picaspi, una reconocida aplicación para teléfonos inteligentes, y la “tableta chapina”. 

Una de sus reflexiones giró en torno a que todos los graduandos, no solo aquellos que descollaron en clases, tienen la capacidad de innovar, emprender y ser agentes de cambio, pues el paso por la universidad les ayudó a cultivar hábitos y valores, así como les brindó herramientas importantes. Compartieron con los futuros profesionales que, cerca de una década después de concluida su carrera, aún sienten por momentos la misma incertidumbre que enfrentaban entonces, pero que han aprendido a administrarla. Como comentó Kevin, la exposición a una institución académica exigente estimuló su perseverancia, les hizo confiar en ellos mismos y fortaleció su capacidad de aprender a aprender.

Silvia enfatizó la importancia de conectar los puntos, haciendo la analogía con esos ejercicios para niños de unir los puntos numerados en una hoja para al final revelar una figura. “Nuestras experiencias y decisiones de vida son como esos puntitos en el papel que forman el gran dibujo. Tenemos que saber y confiar que el dibujo que formarán nuestros puntos, será perfecto, será el que nosotros diseñemos”, afirmó. Además, exhortó a los estudiantes a que, aunque con frecuencia les hayan empujado a escoger entre dos caminos, se dieran permiso para romper esquemas; a querer “esto y aquello”. Finalmente, les instó a encontrar su pasión, a ocuparse de ella, a cultivarla, a cuidarla y perseguirla siempre. 

Por su lado, Kevin comentó que el principal activo con que cuentan los jóvenes profesionales es el de sus ideas. Les motivó a ser persistentes, a no dejarse abatir por los errores o a rendirse ante las limitaciones. Las barreras económicas, culturales o sociales no deben detenerlos, indicó. Finalmente, les invitó a convertir sus ideas en proyectos. A pivotearlas y convertirse en buenos vendedores de ideas. Valioso consejo de un creativo emprendedor, cuyas palabras no solo van del diente al labio. Sus sueños e ideas han cuajado en varias empresas, tanto en Guatemala como en China, y se encuentran en anaqueles en varios países.

 

Roberto Moreno Godoy