Centro de publicaciones

pic
pic
pic

Publicación semanal El Periódico

Publicaciones anteriores

 

Educación y crecimiento económico

Cumbre de las Américas alienta relación universidad-empresa.

¿Qué importancia tiene la educación? ¿Cómo contribuye a la sociedad? ¿Cómo pueden contribuir las universidades al crecimiento económico? Jagdish Sheth, experto en mercadeo y reconocido profesor de la Universidad de Emory, se dedica a ilustrar las formas en que los productos crean valor para los consumidores, para la compañía y para la sociedad. Análogamente, el académico hace un interesante parangón en cuanto al valor de la educación. Si usted toma un grano de trigo y lo convierte en una rodaja de pan, el valor agregado es de aproximadamente tres veces. De forma similar, si usted toma un diamante en bruto y lo pule para sacarle brillo, añade cerca de diez veces su valor. Sin embargo, si usted toma un ser humano y le educa, el valor agregado es infinito. No hay nada más significativo y poderoso que el potencial humano, afirma Sheth. Las personas educadas pueden lograr lo que se propongan, pues han sido nutridas de forma especial por sus familias y por la sociedad. Por ello, están llamadas a devolver los beneficios recibidos. 

Ralph de la Vega, CEO y presidente de AT&T fue orador invitado en el Foro de Rectores realizado recientemente en Panamá, en el marco de la Cumbre de las Américas. De la Vega comentó algunas de las alianzas que la empresa que dirige ha establecido con universidades como Georgia Tech, como parte del inmenso reto de empoderar a las personas con la tecnología. La innovación y la prosperidad comienzan con la educación, afirmó. La educación es clave, pues es la que permite incubar nuevas ideas y forjar las mentes. Enfatizó que la colaboración entre las empresas y las universidades es indispensable, no solo para responder a las necesidades y retos de la actualidad, sino para formar los agentes de cambio que impulsen el crecimiento económico y el bienestar de nuestras sociedades.

Con toda seguridad, la labor de las universidades trasciende la agenda de crecimiento económico. Primero debemos responder cómo pueden las entidades de educación superior contribuir a lograr sociedades prósperas, solidarias y con mayor justicia social, donde prevalezca el bien común. Una estrategia clara de crecimiento económico sostenible es parte importante de la ecuación. Por ello, es imperativo tender puentes entre el Estado, la sociedad civil, las empresas y las universidades. En Guatemala, el Consejo Privado de la Competitividad está trabajando en coordinar y acompañar las agendas público-privado de desarrollo. También ha identificado 25 sectores con potencial de crecimiento económico, así como las principales brechas para su impulso. Es importante afianzar la relación entre las industrias y la academia para generar emprendimientos productivos, así como la innovación y competitividad necesarias para que la estrategia de crecimiento económico planteada funcione y lograr así generar un millón de empleos para 2021.

 

Roberto Moreno Godoy