Centro de publicaciones

pic
pic
pic

Publicación semanal El Periódico

Publicaciones anteriores

 

“Millenium Challenge Corporation”

Llegan sus programas a Guatemala.

Recuerdo a Fito Paiz promoviendo que Guatemala hiciera lo necesario para calificar a los recursos del “Millenium Challenge Corporation” (MCC). Hace más de una década atrás, él cabildeaba en Washington, D.C. y en nuestro país, tanto con el gobierno como con la academia y el sector privado, describiendo las oportunidades que esta iniciativa representaría para las poblaciones rurales más necesitadas. Resaltaba la importancia única de este programa de ayuda, centrado en el desarrollo de las capacidades de las personas y de las comunidades, como una estrategia de crecimiento económico. Luego de un largo proceso, finalmente esta semana se suscribió el convenio que oficializa nuestra incorporación a los programas de la MCC, evento que contó con la participación de representantes de Gobierno, del embajador Todd Robinson y de los funcionarios de la organización, encabezados por Dana Hyde.

 

La “Millenium Challenge Corporation” fue establecida en el año 2004 por el Congreso de los Estados Unidos de América, como una agencia de ayuda bilateral, distinta e independiente a la USAID y al Departamento de Estado. Esta iniciativa, que busca liderar la lucha contra la pobreza global, establece alianzas con países con grandes carencias, pero que hayan demostrado buena gobernanza, libertad económica e inversión en sus ciudadanos. Para participar en sus programas, los países deben pasar por un proceso competitivo de elegibilidad, aprobando 17 indicadores, que abarcan áreas tales como la finalización de primaria por parte de las niñas, libertades civiles, combate a la corrupción, Estado de Derecho, política fiscal, inflación y gasto público en salud, para enumerar algunos. Además, se requiere que los países, en consultas amplias con la sociedad, establezcan prioridades para reducir la pobreza y alcanzar crecimiento económico sostenible. Además, una vez suscrito el convenio, se establece en el país una unidad de implementación, con una supervisión muy estrecha por parte del donante y objeto de evaluación externa, a la cual se requiere una permanente rendición de cuentas. 

 

Los recursos de la MCC en Guatemala se dirigirán en casi un 80 por ciento al sector educación, privilegiándose dentro de estas inversiones al ciclo de educación básica, buscando así brindar a los jóvenes las competencias y la formación vocacional requeridas para su adecuada inserción al mundo del trabajo. Adicionalmente, se buscará fortalecer a la Superintendencia de Administración Tributaria, para que los procesos de recaudación de impuestos sean más eficaces. Finalmente, se pretende afianzar alianzas público-privadas, de forma tal que todos los actores de la sociedad se comprometan y respalden el desarrollo de las localidades más postergadas del país. Como un aspecto adicional, se favorecerá el desarrollo de estrategias conjuntas entre los países del triángulo norte. Nuestra incorporación a la MCC traerá grandes beneficios.

 

Roberto Moreno Godoy