Centro de publicaciones

pic
pic
pic

Publicación semanal El Periódico

Publicaciones anteriores

 

Educación para todos

El corazón de la calidad de la educación reside en la preparación de los maestros.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), los principales desafíos que enfrenta la profesión docente en la actualidad es tanto una cuestión de números como de calidad. Se estima que en el mundo se hubiesen necesitado cerca de 1.7 millones de nuevos maestros para alcanzar la universalización de la educación primaria este año, meta que deberá diferirse algunos años más. Adicionalmente, el reclutamiento de los nuevos docentes va de la mano con el mejoramiento de la calidad de la enseñanza-aprendizaje. Los Estados miembros de la UNESCO se comprometieron hace 15 años en Dakar con ofrecer una educación de calidad para todos sus habitantes, lo cual exigía atraer y retener a los mejores aspirantes a la profesión docente, así como disponer de maestros mejor capacitados, entre otras estrategias. Las agendas educativas del mundo han privilegiado políticas vinculadas a la formación inicial docente y a la capacitación de los maestros en servicio. También se ha trabajado arduamente en fortalecer el respaldo de la población a la profesión y en la adecuada valoración de la importante labor que realizan las escuelas.


No cabe duda que nuestra sociedad se ha comprometido con esta visión y ha prestado atención al respaldo que requieren los maestros para el buen ejercicio de su labor. Los primeros programas universitarios de formación de profesores de educación primaria comenzaron en Guatemala en 1997 en instituciones privadas. Los mismos han sido un testimonio del compromiso del sector en contribuir al fortalecimiento de la calidad de la educación nacional y fueron un paso natural, derivado del proceso iniciado en la década de los sesenta para la formación de los profesores de nivel medio. En la última década las universidades privadas han extendido su esfuerzo para formar docentes de educación inicial, preprimaria, primaria bilingüe intercultural. La semana pasada el Ministerio de Educación y la Universidad de San Carlos de Guatemala inauguraron oficialmente la primera cohorte de cerca de 3 mil 400 profesores de primaria que serán formados en las aulas de la universidad estatal. Confiamos que ello contribuirá al mejoramiento de la calidad de la educación y niñez guatemalteca. Es de celebrar este paso largamente diferido en el sector oficial, así como reconocer la tenacidad de la ministra de Educación para lograrlo. Asimismo, es importante aprovechar la experiencia, capacidad instalada y el largo recorrido de las universidades privadas en el impulso de programas afines. Todos los actores deben sumarse a esta iniciativa, para asegurar que la profundización de la formación de los maestros de primaria tenga el impacto esperado en la calidad de los aprendizajes.

 

Roberto Moreno Godoy