Centro de publicaciones

pic
pic
pic

Publicación semanal El Periódico

Publicaciones anteriores

 

WOOP

Cambie sus hábitos y haga sus sueños realidad. 

¡Cuándo mejor que el inicio del año para renovar propósitos! Obtener el empleo deseado, dejar de fumar, administrar mejor el tiempo, bajar de peso, recuperar una relación, ir al gimnasio, mejorar en las clases, tomar vacaciones, ir al lugar de ensueño, sacarnos esa espina que tanto ha molestado, ser moderado con la bebida, compartir más con la familia, leer un libro, acercarse al amigo distante, ser más comunicativo, aprender ese programa de computación, completar la papelería que ha llevado polvo, tomar el toro por los cuernos. Todo aquello importante, pendiente de realizar. Los pensamientos positivos, inyectados con la energía del nuevo ciclo, nos revigorizan. Sin embargo, ya vencida la aviada inicial, muchas veces dichos pensamientos no brindan fuerza necesaria para concretar nuestros anhelos. Pensar positivamente es indispensable para triunfar. La pregunta es si es suficiente. 

Recientemente, un amigo compartió conmigo un artículo que aborda este asunto. Las investigaciones realizadas en las últimas dos décadas por la psicóloga Gabriele Oettingen, profesora de las universidades de Nueva York y de Hamburgo, y sus colegas invitan a repensar el pensamiento positivo. Presentan evidencia empírica que indica que tener dichos pensamientos no es suficiente. Abogan por una estrategia denominada contraste mental, que permite a las personas trascender los pensamientos positivos para poner manos a la obra. Los resultados de las investigaciones del grupo de Oettingen invitan a las personas a ser menos complacientes y someter sus fantasías positivas a un examen de realidad. La herramienta que desarrollaron para lograrlo se llama WOOP, por sus siglas en inglés: Wish, Outcome, Obstacle, Plan. En realidad, es algo sencillo. Se busca que la persona identifique sus deseos y visualice lo que representaría obtener el resultado esperado. Luego se pide a la persona que dé un giro brusco a su tren de pensamiento, requiriéndole que vea los obstáculos que enfrentará para lograr su cometido y que sienta las molestias que le provocan. Finalmente, se le solicita que idee y ejecute un plan para vencer los obstáculos, mediante una acción efectiva. Se trata de una estrategia simple, fácil de usar y barata. Su secreto está en una herramienta que ayuda a las personas a comprender que sus sueños son alcanzables, que les da energía y dirección, que estimula su involucramiento y les impulsa a actuar. 

¿Qué pierde usted con intentarlo? Recuerde: piense en eso que tanto ha deseado; imagine el resultado de alcanzar este sueño y siéntase victorioso; ahora enfóquese en los obstáculos que le impiden lograrlo y lo que le provocan; y, finalmente, idee un plan para superarlos y póngalo en marcha. ¡Que sus sueños se hagan realidad en el 2015!

 

Roberto Moreno Godoy