Centro de publicaciones

pic
pic
pic

Publicación semanal El Periódico

Publicaciones anteriores

 

Antes que después

¿Cómo cobrar conciencia de los problemas, pero también aportar a su solución?

¿Cómo lograr que la sociedad dé prioridad a la educación? Gracias a la invitación de Empresarios por la Educación, esta semana estuvo en Guatemala Claudio González, Presidente Ejecutivo de “Mexicanos Primero” (http://www.mexicanosprimero.org). Esta organización es una iniciativa ciudadana, independiente y plural, cuyo objetivo es impulsar el derecho a una educación de calidad en dicho país. Desde su constitución hace más de siete años, este grupo ha reafirmado su convicción de que “Solo la Educación de calidad cambiará a México”. Promueve un cambio de cultura cívica en donde se busca que la corresponsabilidad, la exigencia y la participación ciudadana contribuyan a mejorar las políticas públicas, la transparencia y la rendición de cuentas del sistema educativo nacional. La entidad difunde información relevante, publica estudios y anima espacios de participación, análisis y debate para que, desde la sociedad civil, se priorice la educación. Insisten en que el derecho a la educación de menores debe colocarse por encima de los intereses particulares o los de los adultos. 

Para ellos, la fuerza del cambio está en cada persona. Por ello, convocan y trabajan con cada uno de los actores sociales: madres y padres de familia, maestros, directivos escolares, alumnos, medios de comunicación, autoridades educativas, legisladores y sociedad civil. Reconocen que su credibilidad descansa en su capacidad de sustentar sus acciones en un diagnóstico sólido y exigente, aportar propuestas bien fundamentadas y contar con una buena estrategia de comunicación social. Han aprendido que su movimiento, como otros afines, va en contra de la corriente, pues siempre es una minoría la que busca el cambio. Esto hace que la suma de adeptos y la construcción de alianzas sean estrategias torales para lograr su cometido. Han dado una batalla a plena luz, que ha visibilizado la crisis educativa en México. Creen en el poder transformacional de la información, por lo que cuentan la historia con una crudeza poco acostumbrada, reflejando la realidad lo más exactamente posible. Esto incomoda a algunos, pero despierta a muchos. 

Su agenda se ha concentrado en pocos temas: los indicadores educativos, la revisión de la legislación, el rompimiento del monopolio de las escuelas normales, el respaldo a plazas por oposición, la evaluación obligatoria de maestros, la promoción de una carrera profesional, el combate frontal a la corrupción y el fortalecimiento de la participación social. Luego de varios años de intenso trabajo han permeado a las cúpulas. Sus mensajes han llegado con fuerza y firmeza a los principales dirigentes del país. Ahora deben alcanzar a los padres de familia, a los maestros y a los alumnos. El cambio urge. Como “Mexicanos Primero” señala, ya no se puede esperar más. Es mejor antes que después.

 

Roberto Moreno Godoy