Centro de publicaciones

pic
pic
pic

Publicación semanal El Periódico

Publicaciones anteriores

 

Nuestra marca en el mapa

¡Feliz aniversario patrio!

 

Hace algunos años participé en una ceremonia de graduación de la Universidad del Valle. El orador invitado fue Roberto Enrique Saravia Fernández, talentoso ingeniero mecatrónico egresado de dicha casa de estudios. Contó que luego de completar sus estudios de pregrado recibió una beca Fulbright para cursar la maestría. Cuando se dio cuenta ya iba en un vuelo hacia Carolina del Norte para comenzar una nueva etapa de su vida. Comentó que el desafío de estudiar en otro país, con personas de otras culturas y en un contexto muy competitivo no fue sencillo de enfrentar. Muchos de sus compañeros provenían de potencias mundiales, eran estudiantes sobresalientes y estaban acostumbrados a trabajar bajo mucha presión. Costaba seguirles el paso. Sin embargo, pese a su buena preparación en robótica, la mayoría no ubicaba dónde quedaba Guatemala. Varios ni siquiera sabían que nuestro país existía. Algunos de ellos pensaban que ese joven ingeniero, proveniente de un lugar en vías de desarrollo, de cuya existencia apenas se estaban enterando, no tenía posibilidad de ponerse a su lado. ¡Vaya sorpresa recibieron! Este chapín superó todos los prejuicios. Luego de un enorme esfuerzo, él logró acoplarse a este ritmo de estudio, hasta graduarse como el primero de su clase. A la vez, logró combinar lo aprendido de automatización de procesos con aplicaciones médicas, lo cual dio a su profesión la proyección que buscaba. 

Esto ha encendido la pasión por su especialidad más que nunca, habiendo generado, como Roberto señala, una mejor versión de sí mismo. Pero más allá de estos logros, siente especial orgullo de haber dejado una marca de Guatemala en otras latitudes. Por ello, su mensaje a los graduandos fue hacerles ver que muchas situaciones los van a poner a prueba, les van a desafiar e incluso harán que pongan en duda su capacidad para afrontarlas. Deberán competir con personas de otras edades, de otras naciones, con otras formas de pensar. Van a tener que luchar contra estereotipos. Estos son los escenarios perfectos para lograr que la excelencia trascienda. Instó a los nuevos profesionales a que no dejaran que esta etapa que finalizaba solo quedara plasmada en un diploma. Les retó a que dejaran huella en todo lo que hicieran. Que pusieran el nombre de Guatemala en el mapa. Su mensaje me parece especialmente revelador en este mes de la Patria. La mejor manera de ejercer nuestra ciudadanía y de expresar nuestra nacionalidad es haciendo lo mejor en todas las actividades y en todas las facetas de nuestra vida, buscando siempre dejar una marca de bien en donde estemos. Los guatemaltecos podemos superar adversidades, hacer sentir nuestra presencia y aportar a que nuestro entorno sea mejor. ¡Feliz aniversario Guatemala!

 

Roberto Moreno Godoy