Centro de publicaciones

pic
pic
pic

Publicación semanal El Periódico

Publicaciones anteriores

 

Educación, prioridad nacional

Foro plantea opciones de desarrollo. 

 

Esta semana se realizó el Quinto Foro Regional Esquipulas. El concurrido evento convocó a varios dignatarios de Latinoamérica y propició una interesante reflexión sobre opciones de desarrollo. No cabe duda que la participación del presidente Correa fue una de las que generó más expectativa. También levantó olas. Líderes de diversos sectores comentaron su intervención con particular énfasis. Muchas acotaciones fueron una especie de gallo-gallina, que daban crédito, pero expresaban reservas. Por un lado resaltaban algo de valor que se ha logrado en Ecuador, pero por el otro encontraban el pelo en la sopa. “Es un esquema interesante, que amerita ser revisado más despacio”, opinaban; añadiendo a continuación: “lástima nuestras diferencias ideológicas, las bases económicas utilizadas, la distancia entre nuestras realidades, los mecanismos de regulación empleados, la vulneración de la libertad de prensa, el tratamiento que se ha dado a la propiedad privada o el abordaje limitado que ha tenido el tema de diversidad cultural”. El debate puso de relieve temas muy sensibles y controversiales, vinculados a las estructuras de poder, la posibilidad de lograr un modelo de desarrollo centrado en el bienestar de la población, las presiones asociadas con el déficit fiscal y la carga tributaria, la factibilidad de un ejercicio de gobierno respaldado por acuerdos nacionales y una solución de conflictos que permita un uso sostenible de los recursos del país.


No pretendo en este espacio tan limitado abonar a la polémica sobre estos temas ni podría fijar una posición sobre los mismos. Sabemos que nadie habla mal de su rancho, por lo cual los resultados presentados y la relación de costo efectividad de las medidas tomadas deben ser analizadas más profundamente. Sin embargo, sí deseo resaltar algo que me llamó poderosamente la atención. Confieso que me sorprendió gratamente el tiempo que el presidente Correa destinó a la exposición de la reforma educativa que se ha propiciado en dicho país. Es refrescante que sea el propio Jefe de Gobierno quien levante y justifique las políticas educativas en marcha, así como que sea él quien defienda una mayor inversión en este sector. Nosotros no lograremos superar los problemas educativos si el tema no se convierte en una prioridad de primer orden en la inversión pública y en la agenda nacional. No lograremos tener la fuerza, prontitud y convicción requeridas si los cambios no son encabezados por las máximas autoridades de Gobierno y si para impulsarlos no se asignan recursos suficientes. Más allá de las divergencias ideológicas y de las discrepancias entre sectores, me parece que el caso del Ecuador ilustra bien el liderazgo que se requiere para brindar a la educación el protagonismo que merece.

 

Roberto Moreno Godoy