Centro de publicaciones

pic
pic
pic

Publicación semanal El Periódico

Publicaciones anteriores

 

Dos científicas ejemplares

Expertas reciben reconocimiento.

 

Se trata de dos mujeres extraordinarias. Son admiradas y seguidas por ese tipo de autoridad que no emana de títulos y nombramientos, sino de los actos de vida. Su liderazgo proviene de su rigurosidad científica y de su enorme capacidad, así como de sus grandes cualidades humanas. Su apariencia frágil es engañosa, pues son fuertes como el roble y su energía es inagotable. Nunca las he visto hacer alarde de su sabiduría ni de su distinguida trayectoria. 

La primera, una arqueóloga que goza de gran prestigio, se describe a sí misma como a alguien fascinada por la ciencia. Sus pasos la han llevado a sitios diversos para ayudarnos a comprender nuestra historia y el legado de nuestros ancestros. Takalik Abaj, Kaminal Juyú, La Blanca, Río Seco, Monte Alto y Semetajab son algunos de los proyectos arqueológicos en que ha colaborado. Además de sus múltiples estudios sobre cerámica maya, sus publicaciones abordan aspectos muy diversos sobre el desarrollo del Altiplano y la Costa Sur del país. Ha tendido puentes entre la arqueología y otras ciencias. Sus escritos abordan aspectos de astronomía, relaciones comerciales, poder e identidad, rescate, manejo y conservación del patrimonio cultural, etnohistoria, agricultura precolombina y clima e innovación tecnológica, entre tantos otros. 

La segunda es una experta en orquídeas y todo un referente en el campo de la botánica. Aunque nació en Austria, echó raíces en Guatemala. No importa si se trata de especies medicinales, comestibles, aromáticas, tóxicas, acuáticas o de uso industrial. Tampoco si son muérdagos, helechos, bromelias, palmas o lianas. Todas las plantas despiertan su pasión. Muchos jardines botánicos y herbarios se han beneficiado de sus amplios conocimientos, así como de su siempre presente disposición a colaborar. Sus estudios han contemplado los árboles del mundo maya, genética, cultivos de tejidos, fertilización en café, etnobotánica, los cultivos de los mayas, producción de aceites esenciales, especies en peligro de extinción y las regiones florísticas de Guatemala, para mencionar algunos. 

Marion Popenoe de Hatch es la titular de la Cátedra Kidder y Elfriede de Pöll es la Directora del Herbario de la Universidad del Valle de Guatemala. Se trata de autoridades en sus respectivas especialidades. A su sólida preparación académica se suman su don de gentes, vocación de servicio y sencillez, atributos que han sido valorados por sus colegas y por muchas generaciones de estudiantes universitarios. Son maestras de corazón. En sus ojos se aprecia la chispa de su inmensa curiosidad intelectual, reflejo de su permanente sed de aprendizaje. Esta semana recibieron la Medalla Nacional de Ciencia y Tecnología, a las cuales fueron acreedoras en los años 2012 y 2013, como un merecido reconocimiento a una trayectoria ejemplar.

 

Roberto Moreno Godoy