Centro de publicaciones

pic
pic
pic

Publicación semanal El Periódico

Publicaciones anteriores

 

¡Feliz Día del Maestro!

El desafío de educar en el siglo XXI.

 

¿Se imagina usted tener que levantarse muy temprano, alistarse, tomar el autobús para llegar alrededor de las 8:00 de la mañana a una capacitación? ¿Puede creer que la actividad es voluntaria y que coincide con un juego de su equipo preferido de fútbol? ¿Para ajuste de penas, se da cuenta que usted está gozando de unas merecidas vacaciones? Sería comprensible pensar que usted optase por no salir de casa, recobrar fuerzas, quedarse en cama un poco más tarde que de costumbre, desayunar con calma y encender la televisión a las 10:00 de la mañana para ver el partido. Sin embargo, al igual que usted, más de 800 personas escogieron salir e ir a la capacitación. Todas ellas se dieron cita el martes en un congreso educativo en la Universidad del Valle. ¿Qué los movió a invertir su tiempo de esta manera? Consulté a algunos de los asistentes por qué habían llegado. En general sus respuestas se resumen en dos cosas: la necesidad de aprender más y su afán de hacer las cosas de mejor manera en el salón de clase. Su motivación, curiosidad intelectual y deseo de superación son algunos de los elementos que convierten al maestro en un verdadero agente de cambio en la escuela. La actitud y dedicación de estos docentes es una señal halagüeña. Evidencia que la educación puede generar los resultados previstos, gracias al involucramiento de profesionales como ellos. Asimismo, reafirma la confianza que los padres de familia y nuestra sociedad han depositado en sus manos. 

La intensa jornada del martes, que giró en torno al desafío de educar en el siglo XXI, generó un espacio de intercambio académico para docentes y administradores de establecimientos públicos y privados de los diversos niveles educativos. Permitió analizar algunas tendencias de actualidad y discutir formas para llevarlas a la práctica. El congreso resaltó la forma en que las reglas del juego han cambiado, requiriendo cada vez más que los aprendizajes sean autónomos y colaborativos. Expertos y practicantes pudieron reflexionar sobre el uso de herramientas tecnológicas, innovación curricular, la ética y el desempeño docente, el aprendizaje de la ciencia, coaching educativo, manejo del estrés, la puesta en marcha de un enfoque por competencias, el rol del director, la prevención de la violencia escolar, la lectura comprensiva y alternativas de evaluación en el salón de clase, entre otros aspectos. Para lograrlo, se contó con el apoyo de muchos especialistas, quienes compartieron sus conocimientos y experiencia de forma voluntaria. Nuestro sistema educativo depende de la visión, preparación y vocación de los docentes. Qué bueno contar con profesionales comprometidos y dispuestos a dar su mejor esfuerzo a favor de los niños, niñas y jóvenes. ¡Felicidades a los maestros en su día!

 

Roberto Moreno Godoy