Centro de publicaciones

pic
pic
pic

Publicación semanal El Periódico

Publicaciones anteriores

 

¿Colapsos o crisis?

Inicia hoy la VII Convención Mundial de Arqueología Maya.

Una de las mayores incertidumbres de los investigadores es qué originó el declive de la antigua civilización maya. Diversas hipótesis han surgido a lo largo del tiempo: plagas, cambio climático, rebelión de las masas, guerra, conquista militar, choque de clases, competencia económica, deterioro de los suelos, crecimiento poblacional, impacto ecológico. Una y otra intentan explicar qué catástrofes pudieron precipitar el fin de la civilización maya clásica. 

La última portada de la Revista Magacín de Siglo 21 muestra los rostros de tres importantes científicos sociales guatemaltecos, a quienes conozco bien, pues han sido estudiantes y/o profesores de la Universidad del Valle de Guatemala. Ellos serán ponentes en un encuentro de expertos esta semana. Hoy y mañana se realizará en La Antigua Guatemala la VII Convención Mundial de Arqueología Maya ( http://www.eventosantiguaguatemala.com/es/programa). El evento girará en torno a la interrogante “¿Colapsos o crisis en la sociedad maya?” El título mismo de la convención abona a una nueva tendencia en el análisis del asunto. Trata el tema de los colapsos del mundo maya en plural, como una manera de reconocer que hubo varios momentos –y no solo uno– en que la civilización prehispánica afrontó serios problemas y las poblaciones debieron arreglárselas para salir adelante, mostrando gran “resiliencia”. Los escenarios de distintos colapsos enfatizan el declive del sistema político, pero la continuación de los grupos, que se trasladan y logran florecer en Yucatán y en el Altiplano de Guatemala. Todo ello permite revalorizar estos lugares, pues muchas veces solo se acentúa lo preclásico y clásico de las Tierras Bajas. De hecho, uno de los énfasis actuales es destacar la prevalencia de los mayas en la modernidad, resaltando que la conquista española acaba la civilización maya posclásica, pero no la cultura maya, pues muchos de los elementos culturales continuaron, incluidos el idioma y sus formas de vida.

La convención contará con la participación de expertos guatemaltecos, europeos y estadounidenses, quienes compartirán los resultados de sus investigaciones. Además de presentar datos de sitios muy conocidos como Tikal, Cancuén, El Mirador y Tak’Alik Ab’Aj, también se compartirá información sobre sitios menos conocidos, pero no de menor importancia, como La Corona, cuyo estudio brinda aportes importantes sobre cambios políticos en el mundo maya. Esta convención es un esfuerzo privado, liderado por el promotor cultural Rosendo Morales, habiéndose logrado aglutinar el apoyo de la iniciativa privada, la academia y los medios de comunicación. La información del evento y las conferencias serán retransmitidas a varias partes del mundo, en donde Guatemala sonará de nuevo, pero por una buena razón.

 

Roberto Moreno Godoy