Centro de publicaciones

pic
pic
pic

Publicación semanal El Periódico

Publicaciones anteriores

 

Cuenta regresiva

¡Venturoso Año Nuevo!

Poco falta para el cierre del 2013. El año marcó nuestras vidas. Para algunos, vino acompañado de graduaciones, del arribo de seres queridos al seno del hogar, el alcance de metas personales, satisfacciones profesionales o la llegada de un nuevo miembro a la familia. Trajo muchos logros y alegrías. Pero, sin duda, también hubo desafíos y tristezas. Sin embargo, más allá del balance que hagamos de lo bueno y malo vivido, la cercanía del 2014 nos regala otra oportunidad para comenzar un nuevo ciclo, colocar en un sitial de honor a quienes amamos, recargar baterías, reconciliarnos, dedicar tiempo a lo que nos apasiona, recuperar la ilusión, valorar el camino recorrido, recobrar la paz interior, cultivar lo mejor de nosotros mismos y, en las ocasiones en que se pueda, ayudar a que lo hagan los demás. Prestemos atención a lo importante. No dejemos que lo urgente marque el paso. 

¡Cuánta cosa buena qué esperar! Ahora que ha comenzado la cuenta regresiva, busquemos ver lo bueno que nos rodea. Abrámonos a nuevas ideas. Involucrémonos. Seamos parte de proyectos constructivos. Estemos atentos a los problemas, pero no permitamos que nuestros ojos solo vean el punto negro en la hoja en blanco. Valoremos los méritos propios y los ajenos. Seamos generosos. Apreciemos los aportes de las personas, las organizaciones y los gobiernos. No cortemos de cuajo todo mérito, cobijados bajo los prejuicios y la suspicacia que nos carcomen por dentro. Confiemos en que los partidos políticos respaldarán la educación y la nutrición de la población. Intentemos ver la llegada de cientos de voluntarios de la Muni a ayudar en la limpieza y ornato de una de nuestras principales joyas, La Antigua Guatemala, como una muestra de solidaridad y buena fe. Apreciemos en su justa dimensión el inmenso esfuerzo realizado para dotar de bibliotecas de aula a todos los establecimientos de preprimaria, primaria, del ciclo básico y a las normales. Tengamos fe en la transformación de los docentes. Escojamos ver a través del prisma que mejor refleje la luz. 

Los problemas y los conflictos que encaramos pueden ayudarnos a aprender y a crecer, si lo permitimos. Reconozcamos que, indistintamente de nuestro trabajo y de las buenas intenciones, hay siempre errores y lugar para mejorar. El año nuevo abrirá múltiples puertas y ventanas. Que los sitios a los que ingresemos nos ayuden a crecer como personas de bien y a ser mejores ciudadanos. Que nuestra energía se use para construir y para dar, no solo para criticar, como simples espectadores, lo que otros hacen. ¡Venturoso Año Nuevo!

Roberto Moreno Godoy