Centro de publicaciones

pic
pic
pic

Publicación semanal El Periódico

Publicaciones anteriores

 

“Decisiones sustentadas en datos”

Los maestros cuentan con valiosa información a su alcance.

Cada vez más, los maestros buscan datos para informar su práctica docente. Esta tarea no es sencilla, pues se requiere de entrenamiento para saber qué información es de utilidad, cómo obtenerla y cómo analizarla. Se necesita que estén debidamente preparados, con una “alfabetización” peculiar, que les permita leer los datos oportuna y adecuadamente, como una realimentación de valor para reorientar sus acciones en el salón de clase. Ayer me compartieron un artículo sobre el particular (http://edr.sagepub.com/content/42/1/30), que hace hincapié en la creciente trascendencia del tema. Resalta lo que las instituciones que forman maestros, las autoridades educativas y otros actores pueden hacer para preparar mejor a los educadores, para el aprovechamiento de la información a su alcance, para la toma de decisiones sobre aspectos curriculares, administrativos y de enseñanza-aprendizaje. Una buena formación, que contemple el desarrollo de estas destrezas, les permitirá identificar datos de valor y no sustentar sus acciones solamente en la intuición, en sus predilecciones o en anécdotas. No cabe duda que somos los propios maestros los primeros llamados a buscar cómo mejorar nuestras prácticas en el salón de clase. Si logramos idear cómo buscar información disponible, cómo impulsar investigaciones en el aula y cómo procesar los datos recabados de la mejor manera posible, tendremos acceso a insumos importantes para lograr una mayor efectividad. Una reflexión importante para quienes tenemos la inmensa responsabilidad de formar a niños y jóvenes. 

 

Hoy se realizará en la Universidad del Valle una actividad relevante a esta discusión. Junto al Ministerio de Educación se invitó a varios periodistas y columnistas para la presentación de los resultados de las pruebas de matemática y lenguaje aplicadas a los graduandos en el 2012. El propósito de la actividad es profundizar sobre los contenidos de las evaluaciones y acerca de la información que brindan para la mejora de la calidad de la educación. Un buen uso de estos resultados permite identificar áreas específicas de mejora, precisar las destrezas que los estudiantes aún no logran desarrollar satisfactoriamente y reconocer casos exitosos que puedan servir de modelo. Los profesores pueden complementar estos reportes con otros datos a su alcance y diseñar un plan de mejora, que permita afianzar los aprendizajes de sus alumnos en matemática y lectura. ¡Ojalá muchos lo logren hacer!

.

Roberto Moreno Godoy