Universidad del Valle de Guatemala
18 avenida 11-95 zona 15
Vista Hermosa III
Guatemala, Guatemala. 01015

PBX: (502)(502) 2507-1500

Consulte los números directos »

Correo electrónico: info@uvg.edu.gt

¿Sugerencias?






Columna de opinión publicada en ElPeriódico


Arma por un par de “tenis”

Atletas nos hacen soñar en grande. 

No han faltado nerviosismo y agitación en las últimas semanas. Las Olimpiadas logran aglutinarnos a todos frente al televisor y hacernos vivir junto a los atletas la realización de sus sueños y la culminación de sus aspiraciones. Años de arduo entrenamiento y de preparación son puestos a prueba en ese instante en que se miden con otros contendientes. Nos estremecen los múltiples casos de superación y sacrificio. Sin embargo, nada nos provoca tanta emoción como escuchar el anuncio de la participación de los chapines en las justas deportivas. Vivimos con intensidad las victorias de Kevin Cordón en bádminton y seguimos de cerca las regatas de Juan Ignacio Maegli, el combate de Elizabeth Zamora por la medalla de bronce, la pericia de Ana Sofía Gómez en gimnasia y la participación de todos los demás guatemaltecos. El sábado por la mañana nuestro mundo se detuvo, mientras Erick Barrondo recorría el trayecto final en la marcha de 20 kilómetros. El silencio y la tensión dieron paso a un estallido de júbilo cuando llegó a la meta, alcanzando la primera medalla olímpica para nuestro país. A partir de ese momento, nos ha hecho trascender la alegría de la victoria, sembrando en todos los guatemaltecos la semilla de una confianza renovada en nuestras capacidades y posibilidades. Así, hemos esperado con gran esperanza las últimas intervenciones de nuestra delegación en Londres.

 

Lo que más nos ha impactado e inspirado a todos ha sido conocer un poco más sobre la vida de este talentoso joven de San Cristóbal Verapaz. Más allá de la destacada participación de Erick en atletismo y de sus múltiples logros deportivos a la fecha, da gusto escuchar el mensaje de un joven que proyecta los valores y la humildad de quien ha debido hacer un esfuerzo extraordinario para salir adelante. Su primer mensaje luego de la proeza realizada en las Olimpiadas fue hacer ver que su medalla tendría significado si provocaba que otros jóvenes se acercaran al deporte. Como él dijo, “Me voy a sentir el hombre más feliz del mundo si mañana alguien en Guatemala deja un arma en el suelo, toma unas zapatillas y se va a un estadio”. Mucho se ha hablado sobre el futuro del prominente ciudadano de la aldea Chiyuc y del reconocimiento que merece. Le deseo muchos éxitos en su vida y que siempre conserve la tenacidad, el don de gentes, la sencillez y los valores que le han permitido triunfar y colocar a Guatemala en alto.

 

Roberto Moreno Godoy