Universidad del Valle de Guatemala
18 avenida 11-95 zona 15
Vista Hermosa III
Guatemala, Guatemala. 01015

PBX: (502)(502) 2507-1500

Consulte los números directos »

Correo electrónico: info@uvg.edu.gt

¿Sugerencias?






Columna de opinión publicada en ElPeriódico


Escuela Los Bordos

La posibilidad de materializar nuestros sueños.

Esta semana nos hemos detenido, sobre todo, en aquellos comentarios vinculados con el aumento del parque vehicular.

Nuestra atención ha sido captada por la congestión en calles y avenidas. Tanto barullo nos ha distraído, impidiéndonos percatarnos de las caras de entusiasmo de los escolares que van a sus centros educativos. Para la mayoría de ellos, el viaje anticipa el momento de socializar, de terminar con el encierro de casa y abordar nuevos aprendizajes. Para tantos otros, particularmente en las áreas rurales, ir a la escuela significa mucho más. Representa la posibilidad de soñar, de abrirse nuevas oportunidades y de vislumbrar el reemplazo del pesado trabajo diario por la noción de una vida mejor. La educación es un poderoso catalizador para construir una existencia distinta, mediante un proceso centrado en el valor de cada persona, que estimula el desarrollo de su potencial máximo.

El miércoles comenzó oficialmente el ciclo escolar. La Ministra de Educación y varios colaboradores se dirigieron a distintas localidades para inaugurar el año lectivo. Mientras que una comitiva, integrada por la vicepresidente Roxana Baldetti, la Ministra, cooperantes y líderes locales viajó al cantón Agua Escondida, en Chichicastenango, otra representante del Mineduc inauguraba el ciclo en la escuela Los Bordos en Santa Cruz Naranjo. Ahí, en la punta de una apartada montaña, el profesor Aníbal, sus pequeños alumnos, un grupo de 43 directores de escuelas aledañas (en su mayoría jóvenes y entusiastas maestras), autoridades educativas, doña Isabel –presidenta de la junta escolar, el alcalde Joselito y su esposa Pati tomaron turnos para leer el cuento Sopa de Piedras. De esta manera inusual festejaron juntos el regreso a clases. Dicha lectura simbolizó el comienzo de una jornada distinta, marcada por la alegría que ir a la escuela debería siempre inspirar y por una evidente apuesta ciudadana por una educación de calidad.

La plena realización como seres humanos debe ser la meta de quienes ingresan a los centros educativos. Semejante faena requiere el compromiso y respaldo de todos, desde cada escenario en donde nos desenvolvemos. Conlleva cumplir con nuestras obligaciones fiscales e involucrarnos en las comunidades educativas cercanas a nuestra casa o lugar de trabajo. Como padres de familia, implica confiar en que la educación transformará la vida de nuestros hijos para bien; como maestros, viabilizar un ambiente propicio para el aprendizaje y, como estudiantes, aprovechar las oportunidades para materializar nuestros sueños. Compartamos con optimismo el comienzo del ciclo escolar y sumémonos a la invitación pública que ha extendido la Ministra a sumar esfuerzos por una mejor educación.


 
 

 

Por Roberto Moreno Godoy