Universidad del Valle de Guatemala
18 avenida 11-95 zona 15
Vista Hermosa III
Guatemala, Guatemala. 01015

PBX: (502)(502) 2507-1500

Consulte los números directos »

Correo electrónico: info@uvg.edu.gt

¿Sugerencias?






Columna de opinión publicada en ElPeriódico



La quinta juventud


¿Qué significa ser feliz? ¿Cómo concebimos el éxito?


El otro día, alistándome para las faenas diarias, tuve la suerte de cruzarme con una de las profesoras más queridas de la Universidad del Valle. Se trata de una prominente botánica e investigadora, próxima a jubilarse “de nuevo” (esa historia la he escuchado varias veces), quien, a pesar del paso de los años y de las muchas vicisitudes que habrá encontrado en su recorrido, siempre proyecta una alegría por vivir, serenidad y paz interior, que hace que las personas se sientan bien cuando están con ella. No es raro verla rodeada de jóvenes estudiantes, quienes aligeran el ritmo y deben afanarse para poder seguirle el paso, mientras la menuda mujer brinca de un sitio a otro, dándoles instrucciones con su particular acento. Siempre tiene algo que ensayar o un nuevo proyecto en mente. Una de sus últimas aventuras es un jardín botánico en los alrededores del campus. Ha tenido una carrera académica y profesional sobresaliente. Sin embargo, a pesar de los muchos reconocimientos que ha recibido, mantiene esa sencillez que solo caracteriza a los grandes. Apenas tuvimos un breve intercambio de palabras, pasando por el natural saludo y la esperada pregunta sobre cómo iba todo. Su respuesta iluminó mi día. Compartió que estaba bien, como siempre. A lo cual añadió, “cómo podría ser diferente, si apenas disfruto mi quinta juventud”. ¿Cómo así le pregunté? “Sí”, me dijo. “Mido la juventud por décadas. Cada dos décadas comienza una nueva”. De esta cuenta, la científica se encuentra en la quinta ronda.

No cabe duda que su actitud de vida ha determinado el éxito de Elfriede Pöll. Seguramente su liderazgo académico y sus múltiples vivencias profesionales le han permitido destacar. Sin embargo, el empuje extra ha provenido de su peculiar manera de encarar al mundo. El incidente me recordó unas palabras de Ralph Waldo Emerson que un colega compartió conmigo hace algún tiempo. “Éxito”: Reír con frecuencia, y bastante. Ganar el respeto de la gente inteligente y el afecto de los niños. Ganar el aprecio de los críticos honestos. Soportar la traición de los falsos amigos. Apreciar la belleza, y encontrar lo mejor que cada persona tiene. Dejar este mundo un poco mejor, ya sea porque a alguien le dimos la salud, porque arreglamos un jardín o porque redimimos la condición social de alguien. Saber que por lo menos una vida va a ser mejor por el simple hecho de que tú hayas existido. Eso es haber tenido una vida exitosa”. Esta descripción refleja fielmente el caso de la joven octogenaria.


Por Roberto Moreno Godoy