¿Como lo hizo el grande de Toyota?



Cualquiera pensaría que la plática sobre cómo se convirtió en lo que ahora es Toyota hablaría sobre los millones de dólares que invierten en su maquinaria y procesos industriales. Sin embargo, desde el principio, el conferencista Romeo Muñoz, ingeniero químico y capacitado en Toyota, Japón, enfocó la conferencia en la cultura y educación japonesa. Enfocándose en la influencia que ha tenido en la empresa Toyota desde su fundador Kiichiro Toyoda.

La empresa ha creado un ambiente de mejora continua y de innovación, a lo que llaman Kaizen. En donde promueven que cualquier empleado, sin importar su puesto de trabajo, aporte ideas en aras de mejorar la empresa. Las propuestas que sean elegidas e implementadas son reconocidas con un aporte económico extra, lo cual ayuda a mantener motivados a los empleados retándolos a ser la mejor versión de sí mismos.

Durante la conferencia, Muñoz simuló lo que llaman “Toyota’s Dojos” con dos de los estudiantes que participaron en la plática. A ambos los expuso a juegos lógicos con formas geométricas para evaluar su concentración y análisis crítico. El objetivo de realizar estas actividades dentro de Toyota es promover habilidades necesarias en los empleados, por medio de juegos con los que se diviertan.

Con 52 plantas en 27 países y 14 ubicadas en Japón, Toyota es una de las empresas con mejor automatización de procesos industriales en el mundo. Su éxito se basa en utilizar el método de los ocho desperdicios 8 de fabricación Lean, en donde buscan agilizar todos los procesos a través de evitar transmitir información equivocada, una debida rotación de inventario sin stock vencido, eficiencia en el traslado del producto, aprovechamiento de las habilidades de los empleados, entre otras.

La puntualidad, la disciplina y la proactividad son algunas de las características que prevalecieron durante la conferencia sobre Toyota. Acciones que deben practicarse día a día para convertirse en uno de los grandes.