La ingeniería química propone soluciones en procesos químicos y físicos, nuevos y existentes, en la planeación, puesta en marcha y fabricación.

En la industria, estas soluciones requieren el uso de la investigación, diseño, evaluación e innovación.

El ingeniero químico entiende y es responsable del uso eficiente de la energía y recursos naturales, cuidando el ambiente.