La historia es como una pantalla en la que desfilan personajes, lugares, cosas, ideas y costumbres del pasado.

Es una lección que nunca termina porque todo lo que sucede cada día es parte de la historia.

Corrientes historiográficas en un marco de equilibrio ideológico, responsabilidad profesional y respeto cultural.